COMENTARIOS

Los ángeles caídos, las heroínas favoritas de Marc Jacobs

Revista FUCSIA

Los ángeles caídos, las heroínas favoritas de Marc Jacobs El diseñador Marc Jacobs luciendo una de esas lujosas y cómodas pijamas que caracterizan su estilo en esta temporada. Fotos: Cortesía Louis Vuitton

Entrevista con el diseñador que mezcló lujo, intimidad y decadencia en la más reciente colección que diseñó para Louis Vuitton.

Las mujeres que disfrutan de las cosas bellas y no necesitan hacer alarde de ello, que ven en la belleza un regalo que se dan a diario, que les gusta en ocasiones llamar la atención, otras veces no, pero lo que les importa en realidad es cómo se sienten, son las que inspiraron a diseñador Marc Jacobs para su colección otoño-invierno 2013/14 de Louis Vuitton.

Esta vez, el neoyorquino convirtió la pasarela en los corredores de un lujoso hotel que entre sus puertas cerradas esconde misterios, que en sus habitaciones aisladas acoge las vidas secretas de mujeres que muchas veces encuentran adentro el lugar donde se sienten más ellas, más libres. Con esta pasarela queda atrás la pulida geometría de la colección anterior y se inaugura un ambiente más romántico, decadente y glamoroso. Hablamos con Marc Jacobs sobre sus mujeres y sus lujosas pijamas para seducir la vida exterior.


¿Cuál fue la historia que inspiró la pasarela?

El misterio de lo que sucede a puertas cerradas: ¿cuál es la historia que se desarrolla? ¿Qué hacen las personas? Hubo un poco de exhibicionismo y voyerismo, al igual que en el mundo en que vivimos. Se trataba del glamour decadente; el lujo de ser capaces de apreciar las cosas bellas y permanecer adentro para disfrutarlas por ti mismo. Los hoteles le brindan anonimato a las personas, lo cual deja algo a la imaginación. Puedes proyectar una historia sobre estas mujeres, pero realmente no la conoces y el misterio es mucho más estimulante que los hechos.

¿De dónde surgió la idea de utilizar para el show puertas de hotel?
Hay un misterio sobre lo que sucede a puerta cerrada. Pasé mucho tiempo en hoteles y es curioso pensar en tu vida y en lo que otras personas piensan sobre ti; así como en la vida de los otros y en lo que ellos puedan pensar de sí mismos. El pasillo del hotel ofrece un escenario realmente excelente para una variedad de personajes.

¿Cómo traduciste esa inspiración en las piezas de esta colección?

Creamos una gran variedad de referencias. Tomamos los abrigos de hombre y los convertimos en batas, tomamos las pijamas y vestidos de satén y los hicimos ver como prendas interiores, y la ropa interior la convertimos en vestidos de crepé. Hubo un sentimiento de indiferencia, una especie de relajado hastío; fue emotivo con la música que tocaba el piano. Quisimos crear la sensación de algo glamoroso, un poco decadente y más erótico que la temporada anterior, que fue tan geométrica.

¿Quién es esa mujer que intentó retratar y vestir con tus creaciones?
Una mujer en decadencia, que le gusta el lujo. Tal vez prefiere verse hermosa y permanecer adentro que salir y mostrarse. Ella proviene de una variedad de épocas: Gloria (Elizabeth Taylor) en BUtterfield 8, Gloria Swanson, Juliette Greco. Hay un poco de Left Bank, de Hollywood y de algunos amigos que aparecieron en el show.

Entonces, fue una colección muy cinematográfica…
Sí, hubo referencias al cine francés y americano, el tema fue el escapismo. Pienso en películas como Last Year in Marienbad, Grand Hotel o incluso filmes de terror como The Shining. Me gusta la fantasía de lo que sucede a puerta cerrada. La moda nos brinda esa intimidad, así como el cine, la música y la literatura. El show presenta a mis heroínas favoritas: los ángeles caídos.

¿De dónde proviene esta elección de ropa de cama elegante?

Las prendas eran elegantes y cómodas porque estaban basadas en la ropa de cama: batas, camisones, ropa interior y pijamas. Son piezas cómodas para las personas porque aunque son muy hermosas y glamorosas, son muy personales, íntimas. Creo que hubo una sensación de ser envuelto y abrazado por la ropa, lo que resulta muy sensual. Los looks bastante conservadores se convirtieron en más femeninos con el bordado y las lentejuelas.

¿Qué sensación deseas crear entre las mujeres que compran estas piezas de Louis Vuitton?
Estas prendas te acarician el cuerpo y deseas envolverte en ellas. Hacen referencia a aquello que vistes en tus momentos más íntimos. Sentir la comodidad y sensualidad de la ropa, el lujo de ti mismo. Por eso trabajé telas con toques muy suaves, telas muy fluidas, sedosas, satenes, terciopelos. Por su parte, las telas de la ropa de hombre las convertimos en femeninas; agregamos plumas de avestruz y lentejuelas escalonadas. Se percibía la sensación del glamour de un vestido de noche, pero aplicada a la chaqueta de un hombre que se utilizó como una bata sobre un camisón.
Todo parecía una cosa, pero fue realmente algo más; algunos de los artículos que semejaban encaje, en realidad, estaban confeccionados de pequeñas plumas. Hubo un gran trabajo en las telas y prendas por parte de los talleres de Louis Vuitton y de todo el equipo. Disfrutamos participar en la colección; porque pensar cómo podríamos hacerla aún más especial, se convirtió en una pasión.

También usaste pieles…
Algunos de los abrigos reversibles de cachemira para hombre se forraron en cibelina. Otros, de visón, se tiñeron en dos tonos y el astracán, en tonos oscuros muy apagados. Los bolsos de cocodrilo se forraron en visón con apliques de plumas de marabú y de ganso, rizadas a mano. Aplicamos cosas que se asocian a la altura del glamour de la noche en las prendas para el día, y las prendas de noche presentaban elementos asociados con las que se usan muy tarde en la noche y a la hora de dormir.

¿Por qué recurriste a prendas masculinas?
Quisimos traer el glamour de un vestido de Hollywood a los abrigos y chaquetas de hombre. Comenzamos con telas para ropa masculina y quisimos transformarlas en femeninas, mezclamos los elementos y utilizamos plumas de avestruz y lentejuelas de manera gradual. Usamos, por ejemplo, una bata sobre un camisón, para que pareciera distorsionado. Así, los juntamos para crear también algo diferente.

¿Cómo es el proceso de transformar este universo de la ropa en bolsos exquisitos?
Son todos lujosos. Decidimos trabajar con materiales muy hermosos para lograr looks fuertes. Utilizamos tres bolsos icónicos de Louis Vuitton: el Speedy, el Lockit y la Pochette Accessoire, y los hicimos muy flexibles. Trabajamos las pieles de cocodrilo y de pitón enceradas; también plumas de marabú y de ganso rizadas a mano. Cambiamos las asas para crear una cadena de diseño propio con piedras preciosas y semipreciosas. Las asas también se confeccionaron de cuerno tallado a mano, ébano o peral. Añadimos toques de lujo con cada material especial.
De esta manera, las características clásicas de un bolso Louis Vuitton se reinterpretaron en materiales más exóticos y tratados a mano. Conservamos lo que siempre hay en Louis Vuitton, pero también quisimos expresar la fuerza de la artesanía y el lujo, así como darle un toque de feminidad. El bolso de cocodrilo encerado con forro de visón es un ejemplo de ello.

Kate Moss fue la encargada de cerrar el desfile, ¿por qué la elegiste a ella?

Es una gran amiga, ha cerrado muchos shows de Louis Vuitton y siempre me encanta contar con ella. Juntos hemos pasado varias noches durante muchos años en habitaciones de hotel y nos hemos divertido mucho.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.