COMENTARIOS

Prendas bien cortadas con un aire andrógino definen la silueta en esta temporada. Los diseñadores se inclinaron por el purismo del blanco y el minimalismo en los cortes.

“El que de amarillo se viste, a su belleza se atiene”, decía mi abuela. En realidad es un color difícil de usar para una rubia, pero a las morenas las ilumina. Esa luminosidad llegó a las pasarelas como una tarde de sol a la orilla del mar. Balmain y Louis Vuitton, en París. Fendi y Gucci en Milán. Oscar de la Renta, Carolina Herrera y Michael Kors en Nueva York, fueron solo algunos de los que se enamoraron de ese vibrante color.

Definitivamente es el color de las mujeres morenas. Pone a soñar con calor y tardes de verano. A las rubias no les luce tanto.

Blanco y negro son los ideales para combinarlo. Por ser un tono tan llamativo hay que bajarle un poco la intensidad, sin embargo se complementa naturalmente con los azules del mar, que van del turquesa pasando por el aguamarina hasta el azul profundo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.