COMENTARIOS

La colombiana que enloquece al mundo

Juan Carlos Giraldo.

La colombiana que enloquece al mundo Entre colombianos exitosos. La actriz posó para la lente de su compatriota Ruven Afanador, quien ha fotografiado a la mayoría de estrellas de Hollywood para las más prestigiosas publicaciones del mundo.

Sofía Vergara habló con FUCSIA acerca de su Caribe, su hijo Manolo, el camino a la fama, las luces que la alumbran, el estrellato y de algunos mitos urbanos tejidos en torno a ella.

Actúa como si no se diera cuenta de su fama. ¿O tal vez no ha caído en la cuenta? Lo cierto es que sobre su hermosa humanidad reposan varios títulos ganados gracias a su belleza, como el de la mujer más sexy del mundo en el 2011 según la revista Esquire y la mujer más bella del mundo para los lectores de Askmen. Además, hace parte, desde que tiene memoria, de los listados de las mujeres, “mas sensuales”, “mas deseadas”, “más bellas”, más, más y más… Cosa que no la trasnocha. Cuando se enteró de que ostentaba esas distinciones contestó: “Estoy muy agradecida por haber sido nombrada como la mujer más deseada. En especial quiero darles las gracias a todos los hombres que me desean”.

Pero no solo su físico ha sido laureado. La encarnación de Gloria Delgado, una voluptuosa madre colombiana que cría a su hijo con la ayuda de Jay, su nuevo marido, y es la espina dorsal de una familia bastante particular, le ha valido postulaciones a los Premios Emmy, Sag y Globo de Oro, los más reputados de la industria de la televisión.

Su paso por la alfombra roja es el más esperado. Usualmente lleva puestos vestidos de Carolina Herrera o Vera Wang, sus diseñadoras favoritas. Algunos piensan que es predecible porque generalmente lleva vestidos strapless, muy ceñidos al cuerpo y de corte sirena. Se conoce lo bastante bien como para ensayar con fórmulas que pueden perjudicarla, pues, como ella misma dijo alguna vez: “No importa lo que me ponga, siempre me veo como una estríper”. Cosa bastante lejana de la realidad, porque el título de “bien vestida”, también se suma a su palmarés. George Kotsiopoulos, del show televisivo Fashion Police, salió en su defensa ante esos comentarios diciendo: “¿Por qué lo vas a arreglar, si no está dañado?”, refiriéndose a que si Sofía se conoce y sabe cómo lucir esplendorosa, no tiene por qué cambiar la fórmula. FUCSIA conversó con ella.

¿Qué olor la devuelve a su natal Barranquilla?
El del patacón friéndose.

¿Un sabor…?
El del café… bien amargo.

¿Un sonido…?
Tambores.

¿Una visión…?
El sol mientras floto en el mar.

¿Cuál es su comida favorita?

Son muchas: arequipe, tiramisú, cocadas y todo lo dulce.

¿Si tuviera que hacer una campaña para promover a Colombia en el exterior, ¿cuál sería su eslogan?
 “La mejor tierra, la mejor gente y con las mejores sonrisas”.

¿Cree que su carácter alegre y extrovertido ha jugado un papel fundamental en su ascenso en Los Ángeles?

Pienso que sí, para cualquiera es mejor trabajar con alguien que hace las cosas con ganas, y que echa un chistecito cuando la cosa se pone tensa.

Si hiciera un balance, ¿qué siente que ha sido lo más difícil en el camino para llegar a donde está? Balancear mi papel de mamá con todas las exigencias de esta industria. Muchos dirían que dejé pasar muchas oportunidades o que no le metí el acelerador a fondo a todo, pero me alegro de haber hecho las cosas poniéndolo a él primero (su hijo Manolo) y no estar mudándolo o dejándolo solo para hacer películas en otros países, o novelas o ir a castings en épocas clave para él. En medio de todo, nuestra vida ha sido muy estable.

En Estados Unidos, ¿pesa más la belleza o el talento?
Sin lugar a dudas, el talento; la belleza ayuda, pero si no viene con algo especial, aburre y desinfla a quienes tienen el poder de darte proyectos.

Su personaje de Gloria Delgado en Modern Family la catapultó a la fama. ¿Qué tiene usted de ella y qué tiene ella de usted?
Ella tiene mucho de mí y de las mujeres de mi familia. El personaje lo hicieron pensando en mí y lo veo como una exageración y caricaturización mía, y de las cosas buenas que tenemos muchas latinas: carácter fuerte, mamás sobreprotectoras, complicadas para lo fácil y descomplicadas para lo difícil… Yo a Gloria la adoro. Gloria sería mi amiga.

¿Es verdad que ha tenido que desmejorar el buen inglés que aprendió en el Marymounth de Barranquilla para alcanzar la popularidad de Gloria Delgado?
Es increíble, pero, cuanto peor hablo inglés y más marco el acento, más me acepta la gente. Desde el comienzo, en Modern Family me ponían a repetir exagerando el acento y gritando más. Y en las entrevistas para los late nights o programas de TV las mejores risas venían cuando pronunciaba algo mal.

¿Qué siente cada vez que se menciona su nombre entre las mejores actrices del momento?
Orgullo y nervios, y a veces me da miedo que vayan a rectificar: ”¡No, no, fue una equivocación, Sofía Vergara, no!”.

Se ha vuelto un referente en las alfombras rojas. Defina su estilo…
Sexy, glamurosa, moderna y (risas), en lo posible, ¡cómoda!

¿Piensa que con la edad se ha puesto mejor?
¿Físicamente? Eso dicen algunos, pero qué va… yo veo esas fotos cuando estaba en mis 20 y ahora que estoy a la puerta de los 40, ¡noto que la madre naturaleza no respeta! Pero hay una belleza especial que tienen las mujeres que envejecen con dignidad y (carcajadas) …a esa sí que aspiro.

¿Quisiera protagonizar alguna producción colombiana?
Claro que sí, yo siempre estoy abierta a todas las buenas oportunidades.

Cientos de hispanas han ido a probar suerte a Hollywood, pero pocas como usted lo han logrado. ¿Por qué cree que le gusta tanto a los gringos?
Pienso que se dan cuenta de que no me tomo tan en serio a mí misma, les divierten mis entrevistas y, sobre todo, me han conocido en el plano de la comedia, que es muy agradecido. La gente aprecia mucho a quienes la hace reír, relajarse y olvidarse de sus problemas.

¿Cree que ser bella, pero además haber pasado por cosas tan terrenales, duras y a veces trágicas como criar un hijo sola, padecer cáncer de tiroides y vivir la muerte de un hermano, generaron en el público un amor y admiración adicionales?
La gente aquí apenas se ha empezado a enterar del cáncer que tuve, incluso, hasta hace un par años seguían dudando de si era cierto que tenía un hijo adolescente. En una entrevista grande que hice salieron a relucir todas esas cosas, y sí, creo que mucha gente me vio con más cariño.

Desde que otras latinas célebres conquistaron a Hollywood se tiene un claro referente de la mujer latinoamericana. ¿Usted cree que antecesoras suyas como Jennifer López, Salma Hayek y Eva Longoria han hecho un buen trabajo en representar la cultura hispana? ¿Cuál es su opinión respecto a cada una de ellas?
La cultura hispana es tan rica y tan diversa, que pienso que falta que vengan muchas más latinas a Hollywood a mostrar todo lo que tenemos para ofrecer. Jennifer López, Salma Hayek, Eva Longoria y también Eva Méndez y, por supuesto, Penélope Cruz, todas han aportado mucho en este amorío que hay entre Hollywood y los latinos. Yo a todas las admiro mucho, y les estoy agradecida porque abrieron muchas puertas y oportunidades que yo ahora estoy aprovechando… Y ojalá que yo ayude a que vengan muchas más detrás de mí también.

Mirando hacia atrás, ¿cómo recuerda hoy ese episodio del cáncer de tiroides?

Horrible. El médico me dijo: ‘Tienes cáncer’, y es como si se te sentara en el pecho un elefante gigante y no pudieras ni respirar. Yo tenía 28 y con Manolo chiquito, de 8 añitos. Me dio miedo morirme, fue lo primero que pensé. Pero en seguida me puse las pilas a investigar, a entender, a leer, a buscar especialistas; me hice los tratamientos, y ya. Fueron meses terribles, pero uno en esa situación no se puede echar en una cama a llorar y a quejarse, más cuando uno está criando a su hijo sola… No hay tiempo para lamentarse, ni para el drama, ni para esas conversaciones deprimentes que salen en las películas… Hay que montarle la guerra a la enfermedad con toda la energía, el enfoque y la agresividad. Tuve la suerte de tener a mi mamá, a familiares y amigos cuidándome y ayudándome día y noche; el amor de tu gente es muy importante.

¿Cómo toma su hijo Manolo el éxito que usted ha alcanzado?

Muy bien, para él yo soy su mamá y no creo que me vea como nada especial (risas).

¿Manolo vive con usted?
No, hace un año y medio se me fue. Ahora vive en Boston, está estudiando Cine, pero yo lo visito mucho y él me visita mucho en Los Ángeles, acabamos de pasar juntos su spring break; el pobre no se puede librar tan fácil de mí.

¿Cómo es una día normal en su vida de actriz y en su vida de madre?
Todos los días son distintos y con mucho movimiento. Si grabo Modern Family estoy desde las cinco de la mañana en el estudio y ya por la tardecita quedo libre. Cuando son comerciales o películas los llamados varían, pero constantemente estoy leyendo guiones o propuestas y envuelta en la línea de ropa de Kmart, mirando carteras, sábanas, joyas y metida en todo. Lo único constante todos los días es la texteadera con Manolo a todas horas.

¿Él se piensa dedicar al mundo del espectáculo? ¿A qué se dedica en la actualidad?
El estudia Cine en Boston, en Suffolk University y hasta ahora ha sacado puras “A”, le tocó un compañero de cuarto buena gente, está sobreviviendo al frío como un campeón y está contento; así que eso me tiene feliz. A mí me parece que Manolo tiene mucho talento, lee mucho, sabe mucho de cine. Lleva años grabando cosas con su camarita y ahora You Tube lo contrató para hacer un show documental cómico, o mockumentary, sobre nuestra vida. Se llama ‘Mi vida con Toty’ y va a salir en el canal NuevOn en You Tube. Eso me tiene ahí, a la expectativa, porque hasta al papá lo entrevistó, y a mis mejores amigas del colegio, a mi tío, hasta a mi profesor lo entrevistó para eso. ¡Quién sabe con qué saldrá! (risas).

En las fotos aparece casi siempre usando carteras Birkin. ¿Cuántas tiene y por qué le gustan tanto?

Digamos que cuando se trata de carteras y zapatos sufro de un mal y es que nunca siento que tengo suficientes. Yo adoro esas y muchas otras marcas de carteras y tengo buen ojo para escoger. Las que estoy sacando para Kmart, baratísimas, se han agotado y también las uso feliz; son divinas.

Usted misma ha dicho que le gustan los hombres que le dan regalos caros. ¿Cuál ha sido el regalo más caro que ha recibido y de quién?
¡Yo no he dicho eso nunca! ¡Aunque no significa que sea mentira! Pero aprovecho para aclarar que a mí nunca nadie me ha regalado un carro, ni un apartamento, ni un jet, como chismosearon en una revista, yo he sido ciento por ciento independiente y me doy mis propios gustos desde que tengo 17 años, y trabajo en esto. Sí, admito que me han regalado joyas y regalos espectaculares y pienso que la generosidad en un hombre es algo divino. ¡Horrible tener un marido o novio tacaño! ¡Pero peor tener, como mujer, que esperar a que un hombre le compre a uno las cosas que quiere si uno mismo puede trabajar y conseguirlas! Además, yo también doy regalos espectaculares.

Háblenos de su empresa de promoción de talento latino…

Latin World Entertainment, o Latin WE, es la empresa que inicialmente empezó a manejar mi carrera a finales de los 90 y al poco tiempo acabamos siendo socios y trabajando juntos todos estos años y haciéndola crecer. No solo es una agencia que desarrolla y maneja talento latino bien importante y exitoso, además produce contenido, programas para televisión e Internet, hace relaciones públicas; promocionamos películas, conciertos, productos, y lo último que formamos fue una división de licencias, y de ahí salió mi asociación con Kmart.

¿Por qué se interesó en el diseño y cómo fue su entrada a Kmart?
Siempre me ha encantado la moda, y tener mi propia línea de ropa era un sueño. Con Kmart hablamos y hubo clic instantáneo, había otras oportunidades, pero para nosotros eran los socios perfectos porque entendían mi visión de que uno no tiene que gastarse una fortuna para tener ropa linda, moderna, fácil de combinar, sexy y de calidad; y que teníamos que incluir todas las tallas y celebrar las curvas. Gracias a Dios que nos ha ido tan bien, que ahora expandimos a joyería, lencería, accesorios y línea de hogar, y de otros productos que jamás soñé. Yo estoy feliz con eso.

Se codea con famosos, ¿cómo es su círculo social?, ¿a quién admira?, ¿quién le molesta?
Mi vida ha cambiado bastante en estos últimos años y hasta el momento creo que ya he conocido y compartido con todo el mundo famoso en Hollywood en fiestas, comidas, eventos y cocteles, pero mi círculo social son los mismos amigos de siempre. Eso sí, hace un mes conocí a Meryl Streep y me dijo que le encantaba mi trabajo, y me echó unos piropos y casi me desmayo. Literalmente le dije: “Déjame me siento que esto es un sueño y me mareaste”. También adoro la carrera de Sophia Loren y la de Betty White, ellas me inspiran muchísimo. Cuando las conocí quedé encantada y no paraba de mirarlas y admirarlas, parecía una boba, pero es que por dentro y por fuera ambas son divinas, chistosas, espectaculares cada una en su estilo.

Ser anfitriona de Saturday Night Live no es tarea fácil para ningún actor. ¿Qué tiene pensado para su actuación en el show de comedia más popular de Estados Unidos?
Conseguir una invitación a SNL equivale a ganarse un premio superimportante aquí en Estados Unidos, pero es una responsabilidad grandísima hacerlo bien y sacar buenos ratings. Los productores y escritores son quienes desarrollan con el invitado durante una semana todo lo que se va a hacer el sábado, y me dicen que incluso minutos antes de salir al aire, en vivo, están cambiando libretos y sumando cosas. Yo tengo algunas ideas, pero a la hora de la verdad son ellos, con su experiencia, quienes deciden lo que voy a hacer. Eso me tiene superemocionada, soy fanática de SNL y de los actores, así que el 7 de abril va a ser inolvidable para mí.

¿En qué cree Sofía Vergara? ¿Tiene algún ritual especial?
Yo creo en trabajar duro, en no quejarse, en ser agradecido con la vida, con Dios, y aprovechar al máximo cada oportunidad con una actitud positiva y espantando siempre el miedo. Yo no soy de rituales, sino más bien de prepararme bien, de pensar bien las cosas, de estar al tanto de todo, de tratar de esforzarme al máximo para no sentirme mal si las cosas no salen como quiero.

La comedia definitivamente es lo suyo, ¿se arriesgaría a hacer alguna producción dramática?

Me encantan los riesgos, yo me le mido a todo. Apenas tenga la oportunidad me lanzo con todo a hacer un papel de sufrida, de loca, de superheroína, ¡de lo que sea!

¿Es verdad que el padre de su hijo era conocido en Barranquilla como “Kid Cachetada”?
Por lo que dices, eso parece una urban legend, como dicen acá.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.