COMENTARIOS

6 opciones 6 estilos

6 opciones 6 estilos Negro. Fotos Pasarela: Verónica Morales

Sexy, descomplicada, vanguardista, víctima de la moda, romántica o hipersencilla, para todas hay. Basta con buscar en el lugar adecuado y cualquiera que sea tu ideal de belleza íntima te verás satisfecha.

Negro
- Lo primero que hay tener en cuenta a la hora de elegir la ropa interior es tu tipo de cuerpo. Si tienes algo de barriga, recuerda que lo mejor son los calzones grandes, que no por eso tienen que ser menos lindos.
- Jamás las dejes en remojo y ten siempre presente que nunca debes lavar prendas negras con blancas o de otro color.

Encaje
- Tenga en cuenta que el encaje puede notarse demasiado con las blusas de seda y dar un efecto corrugado que convertirá tu busto en el centro de atención.
- Para mayor duración de estas prendas, lávalas siempre a mano, con jabones especialmente formulados para lencería fina, y sécalas a la sombra.

Gris
- Si tienes el busto muy pequeño y quieres resaltarlo puedes recurrir a los push up, que levantan, o a los que tengan rellenos. Si, al contrario, tienes mucho busto y quiere disimularlo, los brasieres deportivos son una gran opción.
- No retuerzas o exprimas los brasieres para eliminar el exceso de agua, pues esto podría dañar los tejidos y deteriorar la estructura.

Rayas y puntos
- La tanga no se nota ni se marca, pero es mejor para mujeres delgadas o de caderas angostas.
- No se te ocurra meter tu ropa interior a la secadora. Con seguridad dañarás las fibras, arruinarás los colores y destruirás los elásticos.

Blanco
- Sin duda lo más cómodo es el algodón por su suavidad, se ajusta bien al cuerpo y permite la respiración de la piel. Pero la seda, el satín y el raso son fantásticos a la hora de la seducción.
- No dobles los brasieres poniendo una copa entre la otra, se dañan y se deforman. Lo óptimo es almacenarlos extendidos, uno sobre otro y copa dentro de copa. Ojalá en cajas especiales para ello.

Bodys y corsés
- Los corsés son una excelente idea para moldear la figura y son muy sexys. Los bodys, por su parte, son muy cómodos, pero no exentos de sensualidad.
- Nunca los planches. Después de lavados, no los revuelvas con otro tipo de ropa para evitar que se arruguen, y dóblelos sin forzar las varillas, rellenos o estructuras.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.