COMENTARIOS

Arte a la mano

Arte a la mano Fotos: Cortesía All in One.

Brillan desde sus respectivos oficios. Son profesionales que alternan varios trabajos, sin dificultad y desde esquinas opuestas, confluyen en algo fundamental para todos: la estética y el buen vivir.

Gabriele Corto Moltedo creció en medio del lujo y la creatividad de Bottega Veneta, la marca creada por sus padres, Laura y Vittorio Moltedo. Hoy los bolsos y carteras firmados por él se pasean por el mundo entero.

Corto Moltedo. Así, a secas, se presenta este joven de raíces italianas y nacido en Nueva York, doctorado en Historia del Arte y máster en Comunicación, del Emerson College. Tras culminar sus estudios se mudó a París, donde tomó la iniciativa de trabajar como diseñador e integrar las artes en todo lo que hace. Reconoce que a pesar de no haber estudiado moda formalmente, cultivó su propia y original sensibilidad creativa, pues asegura que lleva una intestina pasión por el diseño y el buen gusto, que corren por sus venas. “Mis padres, Laura y Vittorio Moltedo, ambos fundadores de la reconocida marca Bottega Veneta, me inculcaron desde que nací el amor por la belleza y la calidad. Con ellos aprendí mucho sobre el mundo de la moda en sendos viajes y también cada uno de los aspectos del negocio, desde el diseño hasta la producción, trabajando en los veranos en el negocio familiar”.

Se autodefine como un creativo que lucha día a día por ser más y más original en una industria en la que la oferta crece a pasos agigantados. Para alcanzar su meta busca la inspiración en viajes, en la arquitectura, en el cine, la música y la literatura. Por ejemplo, para su más reciente colección se dejó influir por el rock de los años 80, los grafitis de las grandes ciudades del mundo y novelas como su favorita, Vida, escrita por la colombo-americana Patricia Engel.

Con sus investigaciones y sus musas como punto de partida, inicia un proceso creativo dirigido a un tipo de cliente que tiene muy claro en su cabeza. “Cuando empiezo mis diseños pienso en una mujer que no se define por su pueblo ni su país, sino por sus ideas y sus pasiones. En alguien que sabe disfrutar de la vida y aprecia la calidad, lo artesanal y se considera original. Es una fémina independiente, culta, que sabe lo que le gusta y tiene su estilo bien definido, aunque le gusta experimentar con la moda”.

Y ellas son las que llegan hasta sus tiendas de París y Milán a satisfacer sus deseos. Corto Moltedo viaja cada temporada a las grandes capitales de la moda del mundo, donde, durante dos o tres días, realiza ventas especiales con sus fieles seguidoras. Para quienes no están en esos exclusivos lugares queda la opción de comprar en la página web www.corto.com. El artista no tiene franquicias ni aspira llenar el mundo con sus tiendas o estar presente en grandes superficies o en tiendas por departamentos. “La estrategia de mi marca es mantener la exclusividad, producir piezas únicas y de muy alta calidad que resulten novedosas; no me interesa producir en masa ni estar en todos lados, eso va en contra de lo que pienso, creo, busco y quiero”.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.