COMENTARIOS

Cómo hemos cambiado

Cómo hemos cambiado Cómo hemos cambiado
Aunque las clásicas invitaciones rectangulares en tono marfil y letra gótica nunca pasarán de moda, hoy son muy populares las coloridas de diversas formas y con fotos de los novios o algo alusivo a la pareja.
El carro de los novios que en muchas ocasiones era uno antiguo adornado con flores, ha sido sustituido por originales medios de transporte como jeeps, carrozas y hasta motos.
Cada vez son más populares las ceremonias íntimas al frente de un notario o de un amigo de la pareja que hace de maestro de ceremonias, en las cuales los invitados intervienen con palabras para los novios. Estas se han vuelto las más emotivas e inolvidables.
Una tradición que aún sigue vigente es el vestido blanco o hueso de la novia. Sin embargo, se ha vuelto muy común usar vestidos con colores vivos que vayan acordes con la decoración del evento.
En la ceremonia religiosa la música culta muchas veces es reemplazada por coros o canciones populares que tengan significado para los novios. All You Need Is Love, de los Beatles, se ha convertido en la nueva Marcha nupcial.
El besamanos, el vals y la mesa principal son costumbres que cada vez se ven menos. Hoy, no está mal visto que los novios se sienten con sus amigos y que el primer baile, si lo hay, sea una canción de salsa o un bolero.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.