COMENTARIOS

¿Sabes cómo relajarte mientras pierdes peso y tonificas? La técnica tiene nombre propio

Alejandra Martinez

¿Sabes cómo relajarte mientras pierdes peso y tonificas? La técnica tiene nombre propio Imágen: Pinterest

Vinyasa Flow, perfecto para quienes buscan una disciplina que se nota en el cuerpo y que a su vez relaje la mente

El Vinyasa Flow Yoga es un estilo que se practica en movimiento. Durante su entrenamiento se incorporan elementos de Ashtanga Vinyasa que es el estilo de yoga de mayor compromiso físico que trabaja con posturas retadoras, vigorosas y potentes.

La clave para poder disfrutar el Flow es la respiración que debe siempre estar en sincronía con el movimiento y las posturas. Un excelente trabajo respiratorio no solamente proporciona concentración y energía sino también una increíble fluidez física y mental durante el yoga.

Al combinar trabajo de fuerza, estiramientos y cardio suave, se le estará proporcionando estilización y atletismo al cuerpo. Flow es ideal para aquellas personas que quieren perder peso y tonificar, pero que al mismo tiempo buscan una rutina suave y sin impacto. El pilar de Flow Yoga es el trabajo muscular, se trabaja a través de grupos musculares aislados, fortaleciéndolos cada uno por separado, de esta manera el cuerpo se va moldeando de manera armónica.

Una de la técnicas de respiración del flow es Ujjayi, conocida también como “respiración del océano”. Se realiza exhalando e inhalando por la nariz y al mismo tiempo cerrando el paso del aire a través de la glotis produciendo un sonido parecido a las olas del mar. Usando Ujjayi se entra en una concentración profunda y se aumenta la armonía física y mental proporcionando una oxigenación muscular profunda.

Una de las grandes diferencias con otros estilos de yoga es el uso de movimiento aeróbico. Cuando se alterna la contracción y el estiramiento de los músculos, aumenta el flujo sanguíneo e incrementa el ritmo cardiaco y respiratorio. Al repetir una serie de estos ejercicios se activará el metabolismo quemando calorías y mejorando la capacidad pulmonar.

Las clases de Flow son ambientadas con música hindú, chill o suave lo que resulta en un ambiente más ameno y motivador. Para la relajación final algunos profesores optan por sonidos de naturaleza, lo que ayuda confiar, cierra los ojos y se desconectarse.

Las sesiones son aproximadamente de una hora o una hora y media. Se empieza con un calentamiento articular y muscular continuando con la combinación de posturas (asanas) exigidas por el profesor. Las Asanas varían de clase en clase pasando por trabajo de fuerza, torsiones, aperturas, equilibrios y muchos más. En una sola clase se puede estar utilizando entre el 50%-60% de fuerza y resistencia, lo que hace posible ver cómo cambia el cuerpo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.