COMENTARIOS

De maestro a discípulo

De maestro a discípulo Fotografía: Ernesto Navarro.

Ernesto Navarro se enamoró de la fotografía para siempre y en su búsqueda de hacerla suya llegó a un taller del reconocido Ruven Afanador. La química fue tal entre los dos santandereanos, que ahora el pupilo se convirtió en la mano derecha del profesor en Colombia y hoy nos muestra con orgullo su trabajo después de esa reveladora experiencia.

Ernesto Navarro se enamoró de la fotografía para siempre y en su búsqueda de hacerla suya llegó a un taller del reconocido Ruven Afanador. La química fue tal entre los dos santandereanos, que ahora el pupilo se convirtió en la mano derecha del profesor en Colombia y hoy nos muestra con orgullo su trabajo después de esa reveladora experiencia.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.