COMENTARIOS

La moda al parque

La moda al parque Foto: Cámara Lúcida.

Una espléndida carpa y seis pagodas en medio del Parque de la 93 sirvieron de escenario de la más reciente versión del Círculo de la Moda de Bogotá.

A pesar de la magnitud del espacio, de la sensación cosmopolita que le otorgó al evento estar enclavado en medio de un paisaje urbano, de los cerca de 3.800 metros cuadrados, de la inversión cercana a los dos mil millones de pesos, una vez más quedó en el ambiente la sensación de que fue superior la forma que el fondo.

Ya son once las versiones del Círculo de la Moda y el ingreso sigue siendo caótico tanto para los espectadores como para la prensa. Un tema que ya debería manejarse con los ojos cerrados. Pero como lo que realmente importa es la moda que allí se vio, también hay que decir que hubo cosas buenas, pero una infraestructura de tales proporciones debió albergar únicamente colecciones fabulosas que estuvieran a la altura de semejante escenario. Como en toda feria, hubo cosas buenas, regulares y malas. Una situación que no depende de los organizadores, sino de la realidad del país que cada día ve graduarse a más y más diseñadores sin las cualidades y calidades que les permitan competir en el mercado, brillar y convertirse en las promesas del diseño nacional, razón por la cual las marcas se toman cada vez más estos escenarios, en los que obviamente son bienvenidas, pero que deberían ser poblados en su mayoría por veteranos creadores y nuevos talentos.

Este es un resumen FUCSIA de lo mejor que allí se vio.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.