COMENTARIOS

Bolsones y prendas chocolate, el hombre más osado y elegante regresa a Milán

EFE

Bolsones y prendas chocolate, el hombre más osado y elegante regresa a Milán Foto: EFE

Vuelve el hombre osado, elegante, irresistible, con una especie de hábito blanco como propone Trussardi, o aquellos que visten con chaquetas con costuras falsas, pero todos ellos atrevidos con enormes bolsas combinadas con bermudas, pantalones y trajes, en los que el color chocolate impera.

En el segundo día de la Semana de la Moda de Milán de Hombre para Primavera-Verano 2014, la firma Bottega Veneta propuso un juego de sastrería y camisas, con costuras falsas como si en la sastrería aún estuviera la pieza, marcando bolsillos inexistentes en una chaqueta blazer clásica.

Una colección divertida de sastrería refinada diseñada por Tomas Maier.

La nueva silueta para el verano 2014 pone el énfasis en los hombros caídos y mangas de camisa generosas tanto en ropa de algodón fresco como en lana fría, en contraste con los suaves pantalones marcadamente cónicos.

Colores grises y negros, con toques de blanco, berenjena, ladrillo y verde oliva con diseños geométricos para cárdigans y cazadoras de ante y jerséis negro y blanco, para hombres que usan mocasines y zapatillas de cuero tejidas a mano.

Trussardi ha mostrado a un hombre en colores chocolate, verdes, arenas y blancos roto envuelto en tejidos plastificados elegantemente conjuntados con pantalones leonados y sandalias.

Un hombre que viste decidido bermudas marrones, botas y bolsón al hombro o mochila en la espalda sobre traje de manga corta con solapas negras contrastando con el chocolate del conjunto.

Azules y verdes combinados grises, con la inseparable bolsa, compiten con los bancos rotos y color arena con impecables zapatillas deportivas con suelas de goma que no se resisten a ningún pavimento.

Impresionante el conjunto de pantalón blanco con una suerte de gabardina del mismo color amplia y sugestiva, tipo hábito abierto, que hace al hombre irresistible a medida que avanza.

La firma Salvatore Ferragamo, quizá la más atrevida de la jornada, viste a un hombre con un traje completamente naranja, o combina las prendas de color verde oliva con los azules, siempre con enormes bolsas a juego con el conjunto.

Una chaqueta verde sobre una azul, otorga una toque ligero a la estampa a pesar de que un principio pueda parecer abigarrado.

Otros trajes con el juego de sólo dos colores, chocolate y blanco, han desfilado por la pasarela, así como bermudas camel de sastrería a juego con camisas blancas sin botones, ni cuellos y abiertas casi hasta la cintura y con zapatillas que se encaraman a la pierna como un calcetín.

Hombres sexy los de Ferragamo con trajes negros combinados con un azul marino impecable
, más osados los ataviados con chaquetones naranjas y los que portan chaquetas de plástico transparentes. EFE

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.