COMENTARIOS

¿Denigra la moda a la mujer?

Fucsia.co

¿Denigra la moda a la mujer? Foto: Interview Magazine

A propósito de una editorial de moda surgida en la revista estadounidense Interviwe, hablamos con una especialista en marketing y comunicación de moda sobre por qué la industria se decanta por mostrar la vulnerabilidad de la mujer.

Mujeres tiradas en el suelo, inconscientes, ataviadas con vestidos y accesorios de Marc Jacobs. Así se muestran las modelos en el último editorial de moda de la prestigiosa revista estadounidense Interviwe realizada por el fotógrafo Fabien Baron bajo el título 'Pretty Wasted', en español algo así como ‘bastante acabadas’). 

La tendencia de la industria de la moda a retratar mujeres en actitudes de vulnerabilidad no es algo nuevo. En 2006, la firma Jimmy Choo consideró oportuno lanzar una campaña de marketing que mostraba a una mujer aparentemente desmayada dentro del maletero de un carro junto a un hombre consciente blandiendo una pala. Este mismo año, Marc Jacobs fichó a Miley Cyrus para protagonizar otra campaña que suscitó mucha controversia. En la fotografía que inauguraba esta alianza, se podía ver a la que fuera  niña Disney sentada en actitud melancólica junto al cuerpo tendido de otra modelo que simulaba estar muerta.

El fotógrafo india Raj Shetje cruzó todos los límites teóricos entre creatividad artística en pro de la moda y la realidad con su editorial 'The Wrong Turn'. Originario de un país en el que se estima que cada día violan a 92 mujeres, sus fotografías mostraban a una modelo forcejando en un autobús con varios modelos masculinos. Las fotografías  evocaban a Nirbhaya, la joven de 23 brutalmente violada y torturada por seis hombres en un autobús de Nueva Delhi  en 2012, cuyo caso conmovió a la opinión pública mundial y destapó la situación de indefensión y vulnerabilidad que padecen las mujeres en el país asiático. Lee el artículo 'La India unida recuerda a Nirbhaya'



Aquí es cuando cabe preguntarse el papel que juega la moda en lo que se refiere a la perpetuación de determinados roles y estereotipos machistas en su ambición a recabar la mayor  atención posible de los consumidores. 

Sandra Merchán, directora de Marketing & fashion communication del LCI Bogotá considera que no se puede hablar de absolutos a la hora de tachar la moda como una industria que fomenta la discriminación hacia las mujeres.  “Existen dos tipos de moda, la que se utiliza de la manera correcta para llevar a la mujer a un nuevo peldaño en su desarrollo intelectual, social y ámbitos, y otro que no tiene esa misma visión y utiliza estereotipos para influenciar o ratificar ideas preconcebidas, como el machismo. ”

Según la profesora, la industria ha sido desde sus comienzos un telón de fondo para la liberación de las mujeres, “se retroalimentan mutuamente: la primera permite a la segunda que se exprese según el tiempo en el que conviven. La mayoría de las campañas en los años 90 en Colombia eran de mujeres mostrando prótesis, un pecho exaltado, las piernas abiertas, super provocativas… Colombia ha madurado y ahora las campañas no van por esa línea, sino que presentan los rasgos de la cultura moderna y evolucionada”. 

“La moda no es responsable de todos los problemas”, asegura Merchán, para quien las campañas publicitarias son más un reflejo de la sociedad para las que están concebidas que un vehículo para crear controversia. “Creo que llegará el momento en el que al hombre se le muestre sumiso ante la mujer. Son momentos históricos que van cambiando, y los roles de la mujer y el hombre también. La moda lo muestra, y hay talentos con más capacidad de interpretar los tiempos de una manera más noble, y otros que se van a lo fácil, sexo y poder”.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.