COMENTARIOS

Comienza el reto de Maestros Patronistas

revista FUCSIA

Comienza el reto de Maestros Patronistas Fotos: Johan Beltran©

Con el afán de fortalecer y formar, ya no solo a los diseñadores sino a todos los oficios que están en la cadena productiva de la moda, la revista FUCSIA junto a Club Colombia, LCI Bogotá e Inexmoda se embarcan en un proyecto que busca darle nueva vida al oficio del maestro patronista.

Durante sus 15 años de historia, la revista FUCSIA ha tenido como vocación trabajar estrechamente con la industria de la moda nacional y se ha comprometido con su fortalecimiento. Por años, no solo ha apoyado con sus diferentes proyectos editoriales las más importantes ferias del país y los lanzamientos de los diseñadores, sino que ha liderado el concurso Se Busca Diseñador que ha logrado visibilizar nuevos talentos que tienen la potencia de perdurar y aportarle a la moda local y premiarlos a través de un desfile en Colombiamoda.

Este ejercicio que juiciosamente realizamos cada año ha llevado a que la revista, en su diálogo directo con los creadores, note cómo los oficios detrás del diseñador tienden a replegarse una vez que los nuevos profesionales del diseño anhelan estar en el universo creativo y dejan a un lado los conocimientos técnicos. Unas altas carencias en patronaje y costura parecen resentirse en los trabajos que se presentan. ¿Qué pasa entonces en una industria que se deslumbra con las formas pero que desconoce los procesos?

En países cuya economía tiene como un importante motor a la moda, el oficio del patronista es un trabajo visible y determinante tanto para las marcas, como para los diseñadores. En Colombia, por el contrario, este es un trabajo que es realizado mayoritariamente por personas con educación técnica y en muchos casos con ningún tipo de formación más que la empírica.

Aunque se registran varias universidades en el país que incluyen en su pénsum el estudio del patronaje, esta materia es solo un paso para la formación del diseñador de modas y no es vista como un énfasis en el que podrían especializarse los alumnos. Históricamente, han sido los diseñadores los que conforme a sus necesidades creativas, han tenido que formar a sus patronistas, demorando el proceso natural de diseño.

“Un patronista es el intérprete, es el que traduce las imágenes y las ideas del diseñador. Tiene la capacidad de entender los diseños y a través de los patrones volverlos realidad”, dice la diseñadora Laura Laurens. Vanessa Gómez, de la marca Ashes, dice por su parte: “El patronista es parte esencial en el proceso de desarrollo de las prendas, ya que después del boceto e idea inicial sobre el diseño, viene el reto de llevar esa idea a la realidad, teniendo en cuenta la anatomía del cuerpo humano, los materiales –las características de estos– y procesos que involucra, entre otras variables que determinan la prenda final. Es el patronista el encargado de traducir todo esto en los patrones que determinarán la construcción de la pieza y junto con el diseñador, tomar decisiones sobre el resultado final”.

FUCSIA está convencida de que generar un verdadero impacto en la industria de la moda nacional requerirá entonces un compromiso por fortalecer esos segmentos técnicos que soportan todo el entramado creativo y que se encuentran en la base de la cadena. Por eso, ha querido embarcarse en un proyecto que no solo busca redimensionar la figura del patronista, visibilizarla y entrenarla, sino que además sueña con crear un nuevo campo de producción de empleo que pueda seguir constituyendo a la moda como uno de los sectores que más impacto laboral tiene.

En nuestro propósito de convertir al patronista en un verdadero maestro hemos querido buscar aliados que sepan reconocer la relevancia de los oficios. Club Colombia es una marca que a través de numerosas campañas y proyectos ha reconocido la mestría de los maestros cerveceros y que ha evidenciando que detrás de la fabricación de un cerveza perfecta tiene que haber un arte, un oficio, unas manos conocedoras de lo que hacen.

Así, Club Colombia encuentra en la industria de la moda una metáfora para celebrar los talentos de los que se ocupan de los oficios detrás de las grandes obras. Un vestido excelso, al igual que una cerveza Club Colombia, requiere de muchas fases, de pasión, dedicación y cuidado en los detalles, para llegar a su máxima expresión. Por eso, de la mano de FUCSIA, emprendemos juntos el proyecto Maestros Patronistas que promete convertirse en un pilar dentro del mundo de la moda y que, en tiempos en los que el país está entrando en un proceso de reconciliación, puede abrir nuevos horizontes de trabajo y, sobre todo, dignificar a esos que durante años no han sido reconocidos.

Otro de nuestros aliado fundamental y que aportará toda la asesoría académica será LCI Bogotá, institución que ha apostado fuertemente por profesionalizar la moda colombiana y legitimar cada vez más las artes del diseño en el país. Con toda la experticia en formación y con los contactos con importantes pilares de la moda internacional, LCI Bogotá será fundamental en nuestro cometido de que Colombia tenga más y mejores patronistas que estén a la altura de las nuevas demandas de la industria creativa.

Finalmente, este proyecto tendrá como asesor general a Inexmoda, la institución que más conocimiento tiene de la industria, que organiza las dos plataformas comerciales y de desfiles más importantes del país, y sin la cual es imposible lograr que este sueño que apenas inicia logre tener una trascendencia en todo el país.

Maestros patronistas es un proyecto académico que tendrá dos fases: primero, una experiencia de aprendizaje intensiva durante una semana con un afamado patronista de alguna de las casas más renombradas del mundo de la moda. Esta será la oportunidad para que un grupo de patronistas nacionales que ya tengan algún tipo de experiencia puedan ser introducidos en una nueva técnica de patronaje que amplíe y potencie sus capacidades. Después de esta fase introductoria, los alumnos desarrollarán un proyecto personal a lo largo de cuatro meses contando con la asistencia académica de LCI Bogotá y la supervisión creativa de FUCSIA. Con los proyectos de los 15 patronistas le daremos vida a un museo de exhibición en Colombiamoda, con el objetivo de que los asistentes admiren estos trabajos. Este será un espacio en donde se podrá apreciar de manera íntima y cercana la complejidad de la labor del patronista. El público tendrá contacto con ese proceso que antecede un gran diseño. Así cada maniquí se convertirá en el testimonio del arduo trabajo técnico de los participantes.

Esta además será una oportunidad privilegiada para la revista de crear un diagnóstico del sector de las confecciones, para contar historias reales de los que están detrás de las creaciones y para visibilizar en sus páginas esos otros conocimientos que también construyen la moda y edifican con su trabajo también un nuevo país.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.