COMENTARIOS

Semana de la Moda de Milán 2012

EFE

Semana de la Moda de Milán 2012 Colección de Moschino, otra de las firmas invitadas a la Semana de la Moda de Milán. (Foto: AP)

La firma de moda italiana Fendi presentó hoy en la Semana de la Moda Femenina de Milán sus propuestas para el próximo otoño-invierno, en el que la mujer vuelve a las cavernas para resguardarse del frío con pieles y forros de pelo con ciertos aires vikingos y cosacos. Galería de fotos.

Fendi fue una de las casas de moda protagonistas de la segunda jornada de desfiles en la pasarela milanesa, que, ajena a la crisis económica que vive Italia, dará paso durante siete días, hasta el próximo martes, a las exclusivas propuestas de firmas no aptas para todos los bolsillos.

En una muy ecléctica colección para la próxima temporada de frío, destacan sobre el resto de prendas los abrigos y algún que otro jersey forrado con pelo, propio de los atuendos con los que recreamos a las mujeres de la prehistoria.

Por debajo, faldas largas y blusas o chaquetas con formas que recuerdan a las de los cosacos y los vikingos para una mujer que se peina con delgadas trenzas que deja caer sobre sus hombros y que bordean su frente al más puro estilo de la exprimera ministra ucraniana Yulia Timoshenko.

Con cortes limpios, Fendi propone para el próximo otoño invierno una combinación de colores con reminiscencias de los años 90 del pasado siglo, en la que el negro juega con azules eléctricos o con amarillos y donde los ocres también adoptan protagonismo en las distintas tonalidades de las pieles.

La idea de la casa de moda italiana, que no se olvida de los bolsos -en esta ocasión muy rectos- que le han dado fama mundial, es la de proponer una mujer sofisticada y moderna dentro de esas reminiscencias ancestrales que contienen las líneas de sus prendas.

La primera firma en desfilar hoy fue Max Mara, que, a través de la aguja de la modista Laura Lusuardi, quiso presentar en la Semana de la Moda Femenina de Milán su idea de una Lili Marleen que se mueve con comodidad en una metrópolis ideal.

Tonos negros, grises, camello, verde militar o blancos yeso dan color a los abrigos de angora o camisetas con efecto cocodrilo, que se mezclan con pantalones con el bajo recogido a la altura de la pantorrilla.

EFE

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.