COMENTARIOS

El maestro del diseño que capacita a los empresarios de moda popular

Arturo Tejada cambia por un momento las aulas de su escuela de diseño y mercadeo de moda para irse al sur de Bogotá, a formar microemprensarios que han creado y comercializado sus marcas de ropa a partir de su sexto sentido.









Arturo Tejada es el heredero de una de las escuelas de diseño de moda más importantes del país. Es su labor formar a los creativos en este campo, que luego se desempeñarán en la industria con sus propias marcas, como directores creativos de multinacionales, en productos editoriales especializados y todas las áreas de esta maquinaria creativa.

Sin embargo, es también él quien enseña a una población tan cercana a esa industria, pero tan lejana al poder de una pasarela o una casa de moda. En el sur de Bogotá, gracias al proyecto de la Alcaldía Distrital, en unión con el Politécnico Grancolombiano y el Centro de Innovación de la Escuela Arturo Tejada Cano ha reunido a estos microempresarios de la moda popular, uno de los sectores comerciales con más fuerza en la ciudad, para capacitarlos.

Entonces, en las mañanas, en el Centro de Servicio Empresarial Zasca, en la zona de Policarpa, se reúnen para escucharlo hablar de teoría del color, del tipo de telas, del número de colecciones anuales que deben producir, para que la experiencia se aplique a sus productos y los consumidores de moda de la ciudad, de todos los estratos y condiciones, tengan acceso a prendas nacionales de calidad. Una coyuntura en la que las prendas asiáticas invaden el mercado a precios irrisorios.

El proyecto ha llenado de impulso a esos microempresarios de la moda que jamás habían estado en un aula aprendiendo de su industria sobre esas tendencias tan lejanas que ellos copiaban a su manera pero que, ahora, con toda la capacitación, sueñan incluso con internacionalizarse.