COMENTARIOS

Cómo elegir un look acertado para tu primer día de trabajo

Fucsia.co

Cómo elegir un look acertado para tu primer día de trabajo Foto: Perfil en Pinteres de D´Sabrera Couture

Las expectativas con las que llegamos a un nuevo empleo son altas. Esperamos lo mejor y queremos demostrarlo. Por eso, elegir el outfit adecuado ayudará a posicionar nuestra imagen. Una experta te recomienda qué hacer y qué evitar.

El primer día en un nuevo lugar nunca es fácil. Desde nuestro ingreso al preescolar, el primer día de universidad, el primer trabajo o un cambio laboral nos llenan de ansiedad, expectativas, queremos disfrutar de la mejor experiencia, pero también ofrecer lo mejor de nosotros.

Por eso, el look que elijamos mostrará de muchas maneras lo que somos, queremos, esperamos y deseamos. Loren Barake, diseñadora de modas, graduada en ventas y mercadeo en París y Florencia, creadora de su propia línea de carteras, habló con Fucsia.co, sobre esas prendas a elegir el primer día de un nuevo reto laboral.

1. ¿Cuáles crees que son los principales miedos de quien empieza un nuevo reto laboral, frente a cómo presentarse a la oficina el primer día?

Imagino que un gran miedo es “encajar” en el medio en el cual se empieza a trabajar. Cada oficina tiene, por así decirlo, su código y a nadie le gusta sentirse desadaptado. La primera impresión es la que cuenta y ese primer look queda plasmado en la memoria de todos, por eso es un gran reto saber manejar la imagen y presentación personal para este día, teniendo en cuenta el impacto que tendrá en este nuevo medio.

2. ¿Qué dice sobre ti ese outfit elegido para la oficina?

Como dijo la estilista Rachel Zoe: “El estilo es una manera de decir quién eres, sin tener que hablar.” No es ningún secreto que tu forma de vestir expresa muchísimo sobre ti, sobre tu gusto y personalidad. Tu ropa tiene el poder de reflejar tu ánimo, ambiciones, forma de ser, profesión, hábitos de consumo, emociones y muchas cosas más.

3. El outfit correcto depende de la edad, la ciudad y el ambiente de la oficina. Pero, ¿qué ideas se puede dar para elegir el correcto?

Es necesario conocer el ámbito laboral y elegir con claridad el mensaje que deseas transmitir. Si quieres ser tomada en serio, si estás ‘disponible’, si eres independiente, arriesgada, seria, o responsable, todo esto lo puedes comunicar a través de tu vestuario, si así lo deseas. Claro, sin que el estilo que elijas implique que debas ser juzgada. Si tú escoges una forma de vestirte, debes ser respetada por ello, aunque debes saber que existen códigos para cada ámbito.
 
Mi recomendación es siempre la de crear un estilo personal y ser fiel a este, tu estilo puede adaptarse a las diferentes situaciones de tu vida si es auténtico. Lo importante es conocerte a ti misma, tu personalidad y tipo de cuerpo, para poder desarrollar una imagen distinguible.     



4. ¿Qué prendas definitivamente no hay que usar?

Ropa muy ajustada, escotes muy pronunciados, faldas muy cortas, prendas extravagantes o excesivas transparencias. Mostrar demasiado no es una sabia elección.      

5. Se dice que la moda está en tomar riesgos, ¿pero cómo tomar ese riesgo sin verse desacertados, en el lugar equivocado?

Los entornos que permiten mayores riesgos son aquellos creativos; sin embargo, con el manejo del color, siluetas, texturas y accesorios, se puede variar bastante nuestro “look” de manera acertada. Hasta un uniforme puede ser personalizado con la finalidad de diferenciarte de otros.

Arriésgate con colores, tendencias y texturas

Trabajar en una oficina no implica vestirte siempre de sastres y colores opacos como el café, el gris, o el azul oscuro. Hoy puedes acceder a diferentes prendas con cortes, materiales, estampados que te hagan sentir cómoda, te dejen ver sofisticada. Y, no olvides los accesorios. Si tu ambiente laboral te lo permite usa sombreros, collares y aretes XL (no los uses juntos). Por qué no usar un abrigo de pelos. Pero, si eres más conservadora, los vestidos siempre se verán bien, sin importar el clima, pues puedes lucir tus piernas en el más cálido, acompañado de unos stilettos, o medias opacas y botas, si estás en una temperatura más baja.


Importante: ¡tu pelo y tu maquillaje!

Tampoco olvides que tu pelo y tu maquillaje dicen mucho de ti. Mantenerlo siempre limpio es una norma de cortesía y respeto hacia ti y los demás. Un maquillaje natural te permitirá verte joven, fresca, pero siempre elegante. No abuses de los colores. Las cejas delgadas no se ven bien. Déjatelas casi naturales y rellénalas con un poco de sombra y mantenlas bien peinadas.
Si quieres llevar sombras, no elijas colores demasiado fuertes como rosados, azules o verdes. Se están usando mucho los colores metalizados, como plata o dorado, que puedes aplicar en poca cantidad para la oficina. Usa rubor que le dé un toque juvenil a tu maquillaje.







Foto: BACKSTAGE EYES AND MOUTHS: MILANO FALL 13: Iceberg eem. Verónica Morales Angulo
®


Temas relacionados


6 tipos de prendas que no deberían estar en tu guardarropa

5 mitos de la moda en los que ya no debes creer

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.