COMENTARIOS

BBC Mundo

La peor película se lleva todos los premios

La peor película se lleva todos los premios AP

Peor actor, peor actriz, peor director, peor película. Por primera vez en 32 años una película arrasa con todas las categorías de los premios Razzie que premian lo peor del cine. La agraciada, la comedia Jack y Jill protagonizada por Adam Sandler.

Sandler, según la Fundación de la Frambuesa de Oro que organiza el evento, bordó la perfección de la mala interpretación con su doble papel de Jack y Jill, dos hermanos gemelos. Tanto así que el comediante se llevó el premio a peor actor y, como no, el de peor actriz.

"Menos mal que no interpretó a trillizos porque ya no podía ganar más premios. No había más", comentó John Wilson, fundador de los premios. La comedia se llevó las diez frambuesas de oro que se entregaron este domingo en una sala de magia de Santa Mónica, California.

Ni siquiera el reconocido actor Al Pacino, ganador del Oscar, se salvó del desastre. En Jack y Jill se intepreta a sí mismo como pretendiente de Jill, es decir de Adam Sandler. El resultado: Al Pacino ganó la frambuesa al peor actor de reparto.

Kevin Costner, Sandra Bullock y otros ganadores

Y es que la película también obtuvo el premio al peor montaje y a la peor adaptación. Jack y Jill está inspirada en Glen o Glenda del mítico Ed Wood, considerado un maestro de las películas malas. El director Dennis Dugan, por su parte, tuvo el honor de ser nominado al peor director por dos películas: Jack y Jill y otra historia protagonizada por Sandler, Just Go With It.

El premio a peor actor que recibió Sandler no sólo es un reconocimiento a su trabajo en Jack y Jill sino a su papel en la comedia protagonizada junto a Jennifer Aniston. En cuanto a la peor actriz de reparto el premio recayó en David Spade por su interpretación de Mónica en, por supuesto, Jack y Jill.

Los nominados a los Razzie rara vez suben a reclamar sus premios y Sandler no ha sido la excepción. Los nominados son escogidos por 657 votantes en 46 estados de EE.UU. y otros 17 países.

Figuras como Kevin Costner, Halle Berry o Sandra Bullock han sido reconocidos en otras ediciones por sus malas interpretaciones. Bullock ha sido una de las pocas estrellas que ha recogido en persona su frambuesa de oro.

El placer del cine malo

A pesar de las malas interpretaciones algunas de las ganadoras de los Razzie se han convertido en películas de culto. "Son tan terribles que terminan teniendo seguidores fieles", comenta la especialista en cine de la BBC Kate Dailey.

Lance Duerfard, quien dicta una clase sobre películas malas en la Universidad de Purdue, le dice a la BBC que el buen cine deja poco espacio para la sorpresa y la realidad.

En su clases analiza películas de ciencia ficción de los añós cincuenta con efectos especiales malos, actores que olvidan sus libretos y accesorios que faltan o sobran en una escena.

"Estos defectos obvios pueden ofrecer a los televidentes una experiencia diferente a la de una película bien hecha. En las películas bien hechas hay poco espacio para jugar y para estos placeres inesperados", detalla Duerfahrd.

Ver películas malas también ayuda a los espectadores a pensar de manera crítica sobre el cine, subraya. "Creo que una mala película te hace pensar: Yo podría haber hecho un mejor trabajo, yo podría hacer una mejor película. Una mala película te vuelve creativo", comenta a la BBC.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.