COMENTARIOS

Maria Pinto lanza colección accesible

AP

Maria Pinto lanza colección accesible Foto: AP

La diseñadora de modas Maria Pinto — famosa por vestir a la primera dama Michelle Obama y a Oprah Winfrey — está de vuelta con una colección más accesible que planea lanzar con la ayuda de una campaña por internet, tres años después de que tuviera que cerrar su boutique en Chicago por la mala economía.

A partir de este fin de semana Pinto tratará de recaudar 250.000 dólares en 45 días para su línea M2057 en Kickstarter, un sitio de internet que sirve para juntar fondos para diferentes causas. De acuerdo con las reglas de Kickstarter, Pinto no recibirá ningún financiamiento si no supera la marca de 250.000 dólares en 45 días

"Así será todo en el futuro", dijo Pinto en una entrevista con The Associated Press. "Creo que aquí hay algo que podemos adoptar, la moda juntándose con la tecnología".

Su nueva colección debutará días después de que comience la Semana de la Moda de Nueva York el jueves. Incluye varios vestidos, dos abrigos, un bolero, un chal y dos bufandas hechas con jersey italiano que cuestan entre 75 y 250 dólares. Las piezas de Pinto se vendían en algún momento por más de 900 dólares.

Cuando terminen los 45 días, Pinto pasará la colección a su sitio de internet pero los vestidos y las chaquetas aumentarán a 275 dólares, dijo.

Pinto se volvió famosa como la diseñadora de modas de Chicago que vistió a la primera dama durante su campaña de 2008. La señora Obama eligió un vestido morado sin mangas de Pinto la noche que su esposo logró la nominación demócrata y un vestido violeta de Pinto para la portada de Newsweek.

Pero dos años después Pinto cerró su boutique en Chicago, por los efectos de la recesión económica. Desde entonces se ha dado un tiempo fuera y ha trabajado como directora creativa en la tienda Mark Shale de Chicago. Pinto no ha presentado una colección desde la primavera de 2010.

Pinto no es la única diseñadora que aprovechará el financiamiento colectivo, pero es uno de los nombres más importantes de la moda que lo ha hecho. Según Kickstarter, cerca de 4.000 proyectos de moda han arrancado en el sitio desde que comenzó en 2009. De esos, cerca de 1.100 — o 28%— han recibido 16,7 millones en financiamiento. Pero los proyectos de moda suman sólo 3,6% del total en el sitio de internet, que también contempla campos creativos como fotografía y música.

El reto, dijo Pinto, será atraer a sus clientes a Kickstarter porque ellos no frecuentan el sitio de internet.

"Es un poco desconocido", dijo Pinto. "Lo que me gusta es que estoy creando una comunidad. Puedo estirar mi mano y tocar a mi consumidor".

Pinto también ofrecerá artículos que no sean de vestir en Kickstarter, tarjetas de felicitación firmadas por 25 dólares, impresiones de sus pinturas de edición limitada por 75 dólares, la oportunidad de pasar una tarde con ella en su estudio por 5.000 dólares y la oportunidad de tener una fiesta con Pinto y 50 invitados más por 10.000 dólares en el restaurante de Chicago, Sepia. Las personas que apoyen el proyecto de Kickstarter serán mencionadas en el sitio de internet de Pinto y podrán ver por adelantado sus futuras colecciones.

En este momento Pinto está en una posición en la que tiene que se tiene que reinventar y volver a presentar ante sus clientes porque ha estado fuera del candelero, dijo Marshal Cohen, principal analista de ventas al consumidor de la firma de estudio de mercado The NPD Group.

"Han descubierto otras marcas y otros productos y están gastando de otra manera", dijo Cohen. "Por eso redefinir quién es y quién es su principal público consumidor es tan importante".

Pinto, de ascendencia italiana, estudió en la Escuela del Instituto de Arte de Chicago y lanzó su propia marca en 1991 después de estudiar una temporada con el maestro de tejidos Geoffrey Beene. Cerró su negocio en 2002 por motivos de salud y económicos pero lo reabrió en 2004. Su ropa se vende en tiendas como Saks Fifth Avenue y otras boutiques.

Varios minoristas han expresado interés en su nueva colección, dijo Pinto, pero la diseñadora primero quiere ver qué pasa en Kickstarter.

Es un negocio, pero para Pinto también es moda.

"Desde que cerré necesitaba un descanso, pero también me di cuenta que el diseño es algo para toda la vida", dijo. "Si no diseño es como si no respirara". AP

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.