COMENTARIOS

Obama celebra el 5 de Mayo mexicano con una fiesta en la Casa Blanca

Obama celebra el 5 de Mayo mexicano con una fiesta en la Casa Blanca AP

El presidente estadounidense, Barack Obama, celebró hoy la festividad mexicana del 5 de Mayo en la Casa Blanca con figuras destacadas de la comunidad hispana, ante las cuales defendió su proyecto para legalizar la situación de jóvenes indocumentados (Dream Act) y la reforma sanitaria.

En una fiesta en los jardines de la Casa Blanca amenizada con música de rancheras y delicias de la cocina mexicana, Obama, que pronunció un saludo de bienvenida y otras palabras en español, reivindicó "la herencia y la contribución de los hispanos" en Estados Unidos.

También destacó, ahora que se acercan las elecciones de noviembre, en las que busca ser reelegido, los logros de su administración.

Según dijo, su Gobierno ha seguido un camino que ha permitido "crear puestos de trabajo, garantizar el cuidado que uno merece cuando uno está enfermo y hacer posible la universidad para todo el mundo".

El presidente subrayó la necesidad de una "exhaustiva" reforma migratoria que cuente con el apoyo de los dos partidos mayoritarios y de que la ley que permitiría a ciertos jóvenes indocumentados regularizar su situación si estudian en la universidad o se enrolan en las Fuerzas Armadas, conocida como Dream Act, se haga realidad.

El Cinco de Mayo se conmemora la Batalla de Puebla de 1862, en la que los soldados mexicanos, superados en armas y número por sus enemigos, vencieron a las tropas invasoras de Francia.

"Hoy estamos más unidos que nunca en amistad y propósitos comunes", sentenció sobre las relaciones entre Estados Unidos y México.

A la fiesta asistieron entre otros muchos invitados el presidente del Caucus Hispano del Congreso, Charlie González, la secretaria de Trabajo, Hilda Solís, y el embajador de México en Washington, Arturo Sarukhan.

Al son de las rancheras, los invitados pudieron probar guacamole de molcajete, salsas de pico de gallo, ceviche de atún, langostino del Golfo con tequila y condimento de aguacate, también estofado de carne de cerdo con salsa de tomatillo, cordero al mole de Tamarindo y chuletas de cordero a la parrilla, entre otros manjares.

Además de músicos mexicanos, la velada fue acompañada por una decena de bailarines del Ballet Folclórico Mexicano de Georgetown, que presentó varios bailes tradicionales del país en los jardines de la Casa Blanca.

Los latinos conforman una sexta parte de la población en Estados Unidos y los mexicanos son la mayor comunidad entre ellos, según datos del último censo. EFE

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.