COMENTARIOS

Quizás, Quizás, Quizás de Loewe

Quizás, Quizás, Quizás de Loewe Quizás, Quizás, Quizás de Loewe

Quizás, Quizás, Quizás Pasión, la nueva fragancia de Loewe está marcada por intensas notas florales que perduran, de manera que permite viajar por los sentidos y recrear la pasión contenida en el más puro juego de la seducción.


DISEÑO
El diseño del frasco, marcado por tonalidades rojas y doradas, materializa la sensualidad y la seducción de Quizás, Quizás, Quizás Pasión. Dos soplos de pintura roja en cada lado convierten al frasco en un objeto cargado de energía, que rebosa magia y atracción. Los dos golpes recuerdan a los dos desconocidos que, a través de un cristal, se buscan y se quieren tocar, y que, vistos al trasluz, se fusionan en un solo color, aún más intenso.

La infinita cinta de Moebius que esconde el nombre de la fragancia define los cantos más que nunca y refleja increíbles efectos de luz que lo convierten en un objeto brillante, un objeto de deseo.

NOMBRE

Inspirado en el famoso cha-cha-cha “Quizás, Quizás, Quizás” de Osvaldo Farrés (Cuba 1947), mediante el cual la mujer ser recrea, se divierte, desafía, apuesta y actúa frente al hombre, mostrando la pasión contenida en el juego de la seducción.

FRAGANCIA

Quizás, Quizás, Quizás Pasión reúne ingredientes naturales de máxima calidad, partiendo en su salida con notas frescas de Mandarina asiática, pasando por un corazón floral de Magnolia, Fresia y flor de Naranjo, terminando en un fondo amaderado de Cashmere, Ámbar dorado y Vetiver.

De venta en Tiendas La Riviera de todo el país

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.