COMENTARIOS

Sara Sampaio, un pequeño "ángel" que engrandece Portugal en las pasarelas

EFE

Sara Sampaio, un pequeño "ángel" que engrandece Portugal en las pasarelas Foto: Tomada de la cuenta oficial de Facebook de Sara Sampaio

Sara Sampaio es una modelo considerada pequeña para los cánones, pero que se ha convertido en la mayor maniquí nacida en Portugal en llegar a las portadas de las revistas de moda del mundo entero.

En su país natal, Sampaio (Oporto, 1991) es una figura reconocible y reconocida, donde la revistas nacionales le dedican titulares como "la octava maravilla del mundo", "gente con la que nos gustaría cenar" y ,sobre todo, frases en las que se repite la palabra "ángel".

Con este celestial papel se hizo reconocible a través de un anuncio de la marca de desodorante masculino Axe y, posteriormente, como una de las esculturales modelos de Victoria's Secret que son conocidas con este sobrenombre.

"La belleza de Sara es casi un 'cliché', en el buen sentido", según dice a EFE el director creativo de Vogue Portugal Paulo Macedo, para cuya revista ha protagonizado tres portadas.

Su imagen, sostiene Macedo, es la que surge cuando se piensa en un ideal de belleza: "curvas definidas, ojos claros, boca carnosa...", enumera.

Aunque sus ojos verdes y sus generosos labios sean los elementos que más destaquen, el atributo que le permitió llegar al mundo de los maniquíes fue su pelo, gracias al que ganó el concurso de una marca de champú a los 16 años y tras el que firmó con una agencia de modelos.

Sin embargo, continuó sus estudios y abandonó su Oporto natal no para subirse a las pasarelas, sino para estudiar matemáticas aplicadas en Lisboa.

Pero un viaje a Londres y una carrera en la moda con cada vez más proyectos en cartera le hicieron abandonar los números en el segundo trimestre del primer año de sus estudios universitarios.

De Londres a París -donde vivió un año-, y de la capital francesa a Nueva York, ciudad en la que reside actualmente y en la que en cada casting se enfrenta a compañeras que le sobrepasan en altura, puesto que la única "imperfección" visible de Sampaio -al menos en el mundo de la moda- es su altura: unos "escasos" 172 centímetros.

"No puedo comparar a Sara con nadie. Físicamente podría ser similar a otras compañeras, pero no en su alegría, su fuerza, su voluntad... es una chica de este mundo", explica Macedo sobre la maniquí, que ha compartido campañas con la brasileña Adriana Lima y la rusa Irina Shayk.

Esta "normalidad" se puede apreciar en sus redes sociales donde igual enseña el día a día de su perro Luigi, que sube fotos de sus series favoritas como "Como conocí a nuestra madre" o envía desmentidos bienhumorados a algunos medios de comunicación que le atribuyen romances.

También los utiliza para relacionarse activamente con sus seguidores, tanto que un admirador de 16 años ganó una cita con ella después de retarla: conseguir que 10.000 personas "retuitearan" el mensaje del joven.

Su rostro, además de ser conocido a través de campañas para Blumarine, Replay o Armani Exchange, ha alcanzado su mayor difusión como protagonista única de los anuncios de ropa de baño de Calzedonia
y fue figura destacada en el mayor desfile que la marca organizado hasta el momento, en Rímini (Italia).

En esa noche, Sampaio volvió a levantar los pies del suelo, aunque esta vez cambiara las alas por un aro sobre el que balancearse para tocar el cielo o llegar a cualquier lugar donde quiera dirigirse.

"Sin miedo" y dado que "sabe muy bien" lo que desea puede llegar a tocar el cielo, asevera Macedo. EFE

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.