COMENTARIOS

El matrimonio puede llevar a la depresión

Nhora Maldonado

El matrimonio puede llevar a la depresión

Conocida también como wedding blues, la melancolía que experimentan algunas recién casadas después de pronunciar el “sí quiero” puede ser mucho más que una etapa pasajera.

Casarse es uno de los grandes sueños para algunas mujeres. Por eso, invertimos tiempo, esfuerzo, energía, dinero y, sobre todo, mucha dedicación para que todo salga perfecto, en lo que esperamos se convierta en el mejor día de nuestras vidas.
¿Sabes cuál es la clave para un matrimonio feliz? Aceptar el cambio


Sin embargo, cuando todo pasa, sin importar si el resultado final fue maravilloso o si se presentaron algunos “lunares” en la boda, cierta sensación de desencanto y abatimiento puede embargar a algunas recién casadas. Aunque es normal sentirse un poco tristes, desubicadas y hasta con angustia por la añoranza que implica abandonar la vida de solteras, es posible que la situación tenga un trasfondo más serio.

Si bien no existe un diagnóstico clínico formal, la depresión postboda ocurre con más frecuencia de lo que se supone, pero no se le da el tratamiento adecuado, ya que no es una patología que se identifique con facilidad. Para Sophie Cadalen, psicoanalista francesa y autora de varios libros de pareja y relaciones, “los signos del Wedding Blues suelen ser similares para todos: desinterés por la vida que hay que retomar, tendencia a ensimismarse y aumento del sentimiento de soledad”.


Por lo general, esta condición puede presentarse desde el día posterior a la boda, hasta los siguientes seis meses; si el anómalo estado se manifiesta por más tiempo puede tratarse de un trastorno más complejo, por lo que es necesario consultar con un especialista.

Conceptos que pueden detonar la depresión post boda:

* El mundo ya no gira a tu alrededor. Durante la preparación de la boda fuiste el centro de atracción, especialmente en los últimos meses, pero después del enlace la vida vuelve a la normalidad para todos y ya no eres la novedad. Saber manejar el ego es fundamental para superar esta etapa.

* Adaptarse a una nueva vida. El proyecto en el que tanto trabajaste se terminó, es momento de enfrentarte a la vida real para crear y mantener una nueva familia.


* Ahora eres una “señora”. Pues bien, mientras disfrutaste de la luna de miel todo fue felicidad, pero cuando llega el momento de regresar al trabajo, de pagar las cuentas y de conseguir todo aquello que anhelas para sacar adelante tu hogar, te das cuenta de la cantidad de responsabilidades que has adquirido. Dejar de ser la niña consentida de la casa y asumir el rol de esposa y cabeza de un hogar no es tarea fácil y esta “nueva” persona no necesariamente va a ser más atractiva, interesante o divertida que de la que nos enamoramos.

* Tiempo compartido. Este momento es mucho más difícil para aquellas novias que vivían con sus padres o para quienes eran dueñas de su espacio, pues ahora deben aprender a compartir un techo y una agenda. Deben considerar a su esposo a la hora de hacer planes, (las fiestas de Navidad y año nuevo pueden ser un verdadero dolor de cabeza) organizar reuniones, programar actividades y hasta consultarle a la hora de hacer la lista del mercado, para satisfacer los gustos de ambos.

Tips para superar la depresión post boda

Cambiar tan radicalmente de vida no es fácil, pero con un poco de ayuda de tus amigos y familia, en especial de tu pareja, podrás salir avante de este nuevo reto: El matrimonio.

* Organización y funciones.
Es importante que dejen en claro cómo se manejará la economía del  hogar y cuáles son las responsabilidades de cada uno en sus nuevos roles. Así, luego no sentirás que uno de los dos aporta más a la relación; el éxito del matrimonio es el trabajo en equipo.


* Valora el tiempo libre
. Si tenías tiempo para organizar la boda, ahora puedes ocupar esas horas en consentirte. Te esforzaste por lucir radiante para ese día, no permitas que se pierda tanta dedicación, sigue tratándote de la misma manera, con visitas frecuentes al salón de belleza, haz ejercicio y come saludablemente.

* Escapa de la rutina
. Los primeros días de matrimonio de seguro serán una maravilla, pero pronto te puedes ver envuelta en la rutina; para evitarlo, planea con frecuencia planes románticos, para que el amor siempre sea el protagonista de tu historia. Aunque en algunas ocasiones los motivos son válidos, la causa más frecuente para los matrimonios fallidos- el enemigo de toda relación es el cambio.

Recuerda que si no eres versátil con tu relación cuando estás casada llega un momento en que puedes estar al borde del divorcio.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.