COMENTARIOS

10 mandamientos previos a la boda

Nohra Maldonado

10 mandamientos previos a la boda ©Pinterest Lilian June

Se acerca el gran momento y los nervios comienzan a hacer estragos. Concéntrate en tu bienestar físico y emocional y aléjate de situaciones que pueden poner en crisis tu gran día.

Por: Nohra Maldonado

Ten en cuenta que entre más cerca se encuentre el día de la boda, más estresada y angustiada estarás, por ello, es mejor que en esos momentos no tomes decisiones radicales. La semana previa a la boda debe ser de revisiones y chequeos, pero jamás de grandes cambios.

1. No salgas de fiesta todas las noches

Desvelarse no es sano y menos si eso va de la mano con el consumo de licor y el desorden en la alimentación. La semana previa a la boda dedícate a mantener la calma, a dormir lo suficiente y a estar tranquila, eso se verá reflejado en tu piel, tu pelo y tus nervios. Jamás organices una despedida de soltera el día antes del matrimonio.

2. No celebres con vino tinto

El vino tinto, el cigarrillo y el café tienden a manchar los dientes, así que trata de alejarte de ellos cuanto antes o al menos los días previos al enlace, así tu sonrisa lucirá fantástica y las fotos quedarán maravillosas.

3. No te mudes

Seguramente ya tendrán todo listo para comenzar su vida en pareja, pero organizar una mudanza la semana anterior a la ceremonia no es buena idea. Es probable que estés estresada y muy cansada y como todas tus cosas se encuentran empacadas o en cajas, la sensación de vacío y de falta de pertenencia, podría elevar tu nivel de angustia hasta las nubes. Toma las cosas con calma, ya tendrán tiempo para organizarse cuando regresen de la luna de miel.

4. Divórciate del café

Ten en cuenta que la cafeína es un estimulante que puede alterar el sistema nervioso, así que aléjate de ella o al menos disminuye su ingesta. Seguro tendrás mil cosas que resolver, pero consumir cafeína en exceso puede aumentar tus niveles de estrés, además estudios médicos revelan que puede contribuir a la formación de círculos oscuros bajo los ojos.

5. No consumas alimentos ricos en sodio

Los alimentos demasiado salados y muchas de las comidas rápidas contienen altos niveles de sodio, lo cual hace que retengas líquidos y te hinches, así que prefiere las preparaciones naturales, que además te permiten desintoxicar tu cuerpo.

6. Dile NO a los cambios cosméticos radicales

Este jamás será un buen momento para cambiar el color de tu pelo, ni para hacer retoques importantes. Aunque tendrías tiempo de efectuar algunas correcciones estarías exponiendo tu cabello a graves daños que luego te pasarán factura. Tampoco lo cortes demasiado, ten en cuenta que tu peinado está directamente relacionado con el escote de tu vestido, con el velo y con las joyas que lucirás, así que un cambio radical afectaría más de lo que te imaginas. ¡Aléjate de las tijeras y los tintes!

7. Olvídate del alcohol

La mayoría de bebidas alcohólicas poseen un alto porcentaje de calorías, así que lo más indicado es consumir la menor cantidad posible; además, debido a sus componentes pueden debilitar el sistema digestivo y dilatar los vasos sanguíneos, lo que tiende a provocar enrojecimiento de la piel.

8. No comiences una nueva rutina de entrenamiento

No es momento de probar ejercicios o intensificar una rutina, las torceduras, esguinces y lesiones pueden tomar tiempo en sanar y no querrás estar inmovilizada y perderte tu gran fiesta. Si lo que buscas es bajar de peso, en una semana no lo lograrás, por ello lo más recomendable es salir a caminar o a trotar con una amiga, así además de mantenerte en forma, podrás liberar tu mente y pasar un buen rato.

9. No te conviertas en un mimo

Si no acostumbras a usar demasiado maquillaje, pídele a tu estilista que use los cosméticos con moderación, ya que el delineador y el rímel pueden causarte cierta incomodidad, también puede resultar que seas alérgica a algún tipo de producto que no aplicas con regularidad, de allí la importancia de realizar varias pruebas de maquillaje. En tu boda debes lucir radiante, segura y confiada y evitar transformarte en alguien que no eres.

10. Di no a las dietas radicales

Ya estás en la recta final y necesitas toda la energía, atención y concentración posibles. Por eso, si te sumerges en una dieta radical con el fin de bajar en una semana lo que no lograste los meses anteriores, lo único que conseguirás es sentirte cansada, débil y malhumorada todo el tiempo. Aliméntate de manera balanceada, con frutas y verduras, bebe mucha agua y no te saltes ninguna comida.
 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.