COMENTARIOS

Oro rosa para el amor eterno

Nohra Maldonado

Oro rosa para el amor eterno Foto: Ingimages

La sensación de la argolla en tu mano es tan importante como su apariencia, así que toma nota de lo que debes tener en cuenta para elegir este símbolo.

El anillo de bodas es el símbolo material de la celebración de la unión y de la alianza que ahora los convierte en marido y mujer; se usa en el dedo anular y aunque en un principio solo lo llevaban las mujeres, ahora los hombres lo portan por igual.

La mayoría de parejas los usará a diario, de allí la importancia de que se ajuste a tu estilo de vida, con ello podrás determinar qué tan elaborado lo quieres, el material que mejor se adapta a ti y el tipo de piedras que deseas lucir.

A la hora de elegir

*Busca diseños en revistas, catálogos y por internet, pero sobre todo, enfócate en estilos que les gusten a los dos.  Ambos deben sentirse cómodos usándolos.

*Antes de tomar una decisión, visita varias joyerías, solicita presupuestos y si no te gusta nada de lo que ves, puedes diseñar tu propio anillo; pregúntales si están dispuestos a elaborarlo.

*Tu anillo y el de tu futuro marido deben coordinar. El del hombre debe ser más sencillo y el de la mujer más delicado, decorado con alguna piedra preciosa; en ese sentido los diamantes son los más utilizados, debido a su brillo y resistencia.

Materiales

Encontrarás anillos de oro, plata y platino. Los más costosos y duraderos son estos últimos, pues dicho metal precioso es mucho más puro, raro y fuerte que los otros, razones por las cuales soporta muy bien cualquier tipo de piedra que se le incruste y, además, es bastante resistente al desgaste; sin embargo, ten en cuenta que puede ser algo pesado.

Para Alan Bursztyn, gerente general de Sterling Joyeros, el material ideal para las argollas de matrimonio es el oro, en especial el oro rosa, que se perfila como la tendencia de esta temporada. Así que si decides usar anillos de ese metal, puedes optar por aquellos de 14, 18 o 24 quilates. Otra opción es elaborarlos en oro blanco o amarillo, en tonalidades opacas o brillantes.

Los mejores amigos de las mujeres

Para Bursztyn, la piedra ideal que decora este accesorio es el diamante: “Para las argollas de matrimonio el corte más recomendado es el denominado brilliant cut (redondo) que significa ‘amor eterno’. Además, gracias a la forma en la que se pule se convierte en el más brillante”, asegura. Al momento de elegirlos debes tener en cuenta cuatro variables fundamentales que determinan la calidad y el valor de la piedra: color, corte, claridad y carat, que es la medida de peso para los diamantes.

Cuidados

La resistencia del diamante es tal, que sobre él se basa la escala de dureza de Mohs, asignándole el máximo posible que es 10. Sin embargo, necesita cuidados especiales, por ello, lo más aconsejable es llevarlo a la joyería cada dos años para realizarle limpieza y mantenimiento preventivo.

A tu medida

Es fundamental tener en cuenta la forma de la mano. Si es grande, un anillo pequeño o muy sencillo se perderá; en tanto que si la argolla es muy grande y tiene piedras llamativas, causará un efecto recargado e incómodo para la novia que tenga una mano pequeña.

La inversión

En Estados Unidos se estipula que un hombre debe invertir al menos el valor equivalente a tres salarios mensuales en la compra del anillo; sin embargo, la adquisición de esta joya depende en mayor medida del gusto y el presupuesto disponible. Aunque las estadísticas dicen que la mayoría no gasta más de mil dólares en esta joya.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.