COMENTARIOS

Los 10 errores en la luna de miel

Nohora Maldonado

Los 10 errores en la luna de miel Ingimages

Por fin son marido y mujer y ahora están a solas en un increíble lugar. Olvídate del mundo y dedícate al amor y el descanso, porque pequeños detalles pueden arruinar este momento tan esperado.

La “luna de miel” es uno de los momentos más importantes de la pareja después de la boda, puesto que por fin vuelven a estar a solas luego de meses de preparativos, estrés y ser el centro de atención de familiares y amigos.

Por ello, el viaje de recién casados es fundamental para comenzar la vida en pareja, descansar y reponer las energías perdidas en la organización y realización del matrimonio. Sin embargo, algunas veces este evento soñado puede estropearse por sencillos detalles.

Estas son algunas situaciones que debes evitar:

1. Empacar tu maleta en el último minuto. Organizar tu equipaje con suficiente anticipación te permite estar segura de que llevas lo realmente necesario. Descarta los pijamas de niña consentida y las camisetas gigantes con las que evitas quemarte cuando tomas sol. Empaca prendas sugestivas, pero cómodas con las que te sientas segura y confiada.

2.Pegarte al teléfono. Esta bien llamar a casa para avisar que llegaste bien y que estás instalada, pero olvida las largas charlas con tu mamá contándole todos los pormenores del día. Este en un tiempo en pareja.

3. Compartir todas las fotos. Es obvio que guardes recuerdos de paisajes hermosos, momentos únicos o cosas divertidas, pero mantenlas en privado, ¡así no sean imágenes comprometedoras! La luna de miel es un momento para dos. Es suficiente con decirle a todos que fue increíble.

4.Sentirte en Amazing Race. Deja de lado el modo ‘maratón’ con el que tratas de conocer a la carrera cada uno de los sitios turísticos del lugar en donde estás, pues una vez que regreses al hotel, en la noche, no tendrás energía para concentrarte en algo más que no sea dormir. Mejor organiza cenas nocturnas, paseos románticos, desayunos en la cama y relajados planes en pareja.

5. Exponerte demasiado al sol. Es comprensible que quieras presumir el cuerpazo que lograste para el matrimonio, pero la opción de recostarte en la playa bajo el sol todo el día no es la más recomendable, a menos que pretendas revivir la dolorosa y clásica escena de la película La mujer de mis pesadillas, protagonizada por Ben Stiller y Malin Akerman.

6. Consumir alimentos que no conoces. Si viajas a un destino exótico, es casi una obligación probar platos nuevos, pero no exageres, un problema estomacal podría arruinar tu anhelado viaje de bodas; date gusto con moderación y siempre lleva contigo tus medicinas.

7. Trabajar online. Desconéctate de la oficina y de todo lo que tenga que ver con el trabajo y esto no aplica solo para ti, sino también para tu esposo. Ambos deben comprometerse a pasar este tiempo especial dedicados el uno al otro.

8. Antojarte de un trío. Si ya tienes hijos, déjalos en casa al cuidado de tu mamá o de un familiar de plena confianza; en esta oportunidad no emprenderás un paseo familiar, sino un periplo romántico que debe disfrutarse exclusivamente en pareja.

9. Sentirte en un maratón sexual. No todo en la luna de miel es sexo, tampoco se trata de cumplir con una “obligación” noche a noche o realizar cada una de las poses del Kamasutra en una semana o menos. El encanto del romance surge por la emoción de las nuevas experiencias que comenzarán a vivir juntos. No te aceleres.

10. Caer en el egocentrismo. Deja de lado tus propios intereses y dedíquense a planear actividades que ambos disfruten, si deseas sumergirte en un plan superromántico, ¡háganlo! Pero luego acompáñalo a una actividad deportiva que a él le encante. Recuerda que de ahora en adelante se trata de un asunto de dos.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.