COMENTARIOS

Los zapatos del matrimonio

Los zapatos del matrimonio Los zapatos del matrimonio

Elige los zapatos indicados para llegar al altar. Consejos para encontrar el par que se adapte a tu estilo y que te permita disfrutar por completo la celebración.

Ciertamente el complemento de un vestido de novia no sólo está en los accesorios, el maquillaje o el peinado… también en los zapatos. Esta es la razón por la que es tan importante escoger un buen par que no sólo te veas espectacular sino que además sean tan cómodo que la novia olvide que lo lleva puesto.

¿Imposible? Pues aunque no lo creas, es posible combinar la elegancia y la suavidad. Sólo necesitas tener en cuenta algunos aspectos al momento de elegir tus zapatos. Toma nota:

1. No a la punta angosta: para que tus pies se muevan libremente y el pie acumule menos presión, lo ideal es que evites llevar zapatos puntudos o angostos. Lo mejor siempre será usar puntas redondas o semi cuadradas. La ventaja es que en esta temporada este estilo está muy de moda.

2. Altura moderada: piensa en cuántas horas vas a estar de pie, baliando, tomándote fotos y atendiendo a los invitados. Ahora recuerda que en cualquiera de estas situaciones tienes que lucir perfecta. Por último trata de imaginar tu cara luego de estar todo el día con unos tacones muy altos que a duras penas puedes manejar… ¿Ves por qué es tan importante que escojas unos zapatos que no sean muy altos y cuyo tacón te brinde estabilidad?

Esta recomendación la hacemos especialmente para aquellas mujeres que no acostumbran a usar zapatos altos y menos a pasar largas jornadas con ellos puestos. Ahora, si definitivamente te enferma pensar en entrar a la iglesia con tacones bajos, entonces compra dos pares iguales pero de diferentes alturas: uno para la ceremonia y otro para la recepción.

3. Según el lugar: ten en cuenta el tipo de clima y el piso del espacio en el que tendrá lugar la celebración. Si hace calor, puedes optar por un buen par de sandalias o de zapatos despuntados y destalonados si el estilo de la boda lo permite, o con una ligera plataforma si lo que pretendes es ganar altura y verte más elegante. Este tipo de calzado es ideal para clima cálido porque le permitirá a tus pies respirar, no los hinchará y además te dará seguridad al caminar si la ceremonia es en una playa o en un suelo poco estable.

Si el matrimonio es en clima frío o demanda mayor protocolo, los zapatos cerrados son una buena opción. Anteriormente se acostumbraba a que el calzado de la novia debía estar forrado en la misma tela del vestido, pero hoy este tema no es tan estricto. Ten presente que si la boda se va a realizar en una hacienda o en un lugar al aire libre, debes evitar los tacones delgados porque con seguridad se ten van a enterrar a cada paso que des.

Lo último
Si eres una novia más vanguardista que no se guía por las tradiciones entonces puedes optar por usar un tipo de zapato más cómodo y acorde con tu personalidad. Las opciones van desde tenis y baletas, pasando por botas planas o de tacón hasta zapatos hechos a mano con fibras naturales y decorados. Ahora bien, si nada te convence y tu boda va a estar guiada por lo natural, entonces simplemente puedes decidir no llevar.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.