COMENTARIOS

Tu matrimonio en las redes sociales ¿sí o no?

RevistaFucsia.com

Tu matrimonio en las redes sociales ¿sí o no? Foto: Pantherstock

Que tus amigos y familiares no te tilden de ridícula, aprende cuáles son los aciertos y desaciertos más comunes que cometen las novias al hacer público en la Web su matrimonio.

De un tiempo para acá, el matrimonio se convirtió en un evento público y online. Facebook, Twitter, Tumblr e Instagram son algunas de las herramientas que debes aprender a usar para llevar este magno evento con decencia y elegancia.

Sigue estos consejos que te damos para que no caigas en boca de todos tus contactos.

1. Un sitio web sencillo y multimedial
Una de las tendencias más populares por estos días es crear un página web entorno a la gran boda. En este, se publica desde el día de la entrega de regalos, la despedida de soltera, la lista de regalos y los eventos que van ocurriendo en el transcurso del tiempo previo al día del matrimonio. Aquí los invitados podrán hacer su confirmación en línea sin necesidad de tarjetas, enviar mensajes a la pareja y ver el paso a paso de las nupcias. Asesórate de un diseñador web que te ayude a crear un portal fácil y accesible para tus sobrinos, tus tíos y hasta las abuelas. Evita la música y los videos, e inclínate más por la publicación de fotos que anticipen a la gente de lo que será el gran día.

2. El Instagram del novio y la novia
La cuenta de la red social de fotos Instagram no debe acaparar en su totalidad todo lo referente a la boda. Por eso el perfil, tanto del novio como de la novia, no deben empalagar a sus seguidores con fotos de las pruebas de vestido, la torta, los posibles lugares del evento, entro otros detalles que solo le interesan a la pareja. Usar Instagram puede ser la mejor opción para compartir una pequeña cantidad de fotos del vestido escogido, la ceremonia, una foto con los amigos y finalmente, el destino de la luna de miel.

3. Tuits que lo dicen todo

En Twitter, la red social en la que con 140 caracteres la gente expresa lo que hace y siente; también existe una etiqueta para hablar de lo referente al matrimonio. Contar a dónde fuiste, a dónde dejaste de ir, qué te hace falta de la boda y qué tan estresada estás por los preparativos, pueden ser motivos suficientes para que tus seguidores se cansen de ti y te den ‘unfollow’ de inmediato. En Twitter limítate a escribir sobre las anécdotas cómicas o quejarse de los altos precios de los wedding planners, pues esta plataforma virtual también sirve como un muro de lamentos.

4. Las fotos y estados en Facebook
A nadie le gustan las personas intensas en Facebook. Estados, fotos o videos que se comparten a través de esta popular red social deben tener un límite y no pueden llenar la línea de tiempo de los contactos. Lo mejor, para después de la ceremonia, es publicar un álbum de fotos con un máximo de 40 fotos.
A nadie le gusta ver 300 fotos repartidas en cinco álbumes, por eso escoge las mejores fotos, evita las fotos de la hora loca y la comida, y elige las de la ceremonia y el evento. Los detalles en exceso cansan, al igual que los estados amorosos a diario y los videos de canciones románticas en el que derrochas todos tus sentimientos por tu futuro esposo. Deja todo ese amor para mostrarlo en vivo y no en el ciberespacio, ya que resulta empalagoso y fastidioso.
Por último, no es necesario que crees un perfil especial para tu matrimonio, mucho menos un fan page. Usa tus propios canales y manten tu información privada, corta y dulce.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.