COMENTARIOS

¿De qué está hecho tu vestido?

Nohra Maldonado

¿De qué está hecho tu vestido? Foto: perfil en Pinterest de Bodasbellas.com

Elegir el diseño que lucirás en tu boda es una tarea en extremo complicada. El volumen, el color, la caída y cómo se marca sobre tu cuerpo, depende de la tela que elijas. Con este diccionario, podrás entender de lo que te hablan mientras te lo pruebas.

Escoger tu vestido de novia es una experiencia maravillosa, que materializa por fin ese sueño de niña en el que te veías envuelta en un mágico traje que te convertía automáticamente en princesa. Sin embargo, aterrizando en la realidad, esa selección puede resultar más complicada de lo pensabas.

La tela con la que se confeccione el diseño que elijas determinará detalles que seguramente no habías considerado, como el volumen que tendrá, si se marca sobre tu cuerpo o si flota, si absorbe o refleja la luz.

La mayoría de telas para vestidos de novia están elaboradas con fibras naturales como la seda o el algodón, pero de seguro te ofrecerán muchos otros materiales. Este es un breve diccionario para que a la hora de comprar tu vestido, conozcas de lo que se trata.

Brocado:
es una tela de seda entretejida con hilos metálicos o de seda más brillante, de modo que formen flores o dibujos en relieve.

Crepé: es un tejido de hilos retorcidos, de carácter ligero y suave al tacto, posee un encantador brillo natural. Por lo general presenta doble faz, con un lado brillante y otro opaco.

Chifón: se trata de un tejido de seda suave, que puede ser de algodón, seda o rayón. Es ideal para elaborar los velos y recubrir vestidos de novia.

Gasa: tela de seda o hilo, ligera, sutil, transparente y liviana, de muy buena caída, que por lo general se utiliza para drapeados, faldas de vuelo y chales.

Jacquard: su nombre se debe al francés Joseph M. Jacquard, quien inventó este tipo de telar. Se utiliza como término general para denominar los tejidos con estampados repetitivos a gran escala.

Lamé: es una tela elaborada con hilos brillantes, especialmente de color oro o plata.

Mikado: se trata de una seda natural gruesa con textura ligeramente granulada, que le brinda mayor cuerpo y consistencia al vestido, obteniendo así diseños estructurados y muy elegantes. La diseñadora española Rosa Clará es una de sus seguidoras más fieles.

Satín: es un tejido de hilo de seda, muy fuerte y brillante, que gracias a su textura le imprime volumen a las creaciones. Puede tener una cara brillante y otra mate, también existen los de doble cara, que son brillantes por ambos lados.

Seda: se trata de un tejido milenario de origen chino, que se extrae de los capullos de los gusanos de seda. Puedes encontrar seda artificial, natural y seda salvaje. Su excelente caída es una de sus principales ventajas.

Seda dupioni: también se le conoce como seda salvaje, ya que su hilado es imperfecto, dando origen a una trama irregular. Posee gran cuerpo, textura y brillo haciéndola una de las favoritas de las novias.

Shantung: se elabora con seda, algodón o rayón, tejiéndola para darle un acabado irregular que genera una excelente caída, ideal para utilizar en diseños con pliegues. Su textura y brillo son muy llamativos.

Organza: es una tela elaborada con hilos de seda de apariencia casi transparente. Tiene mucho cuerpo y una gran caída. Las hay lisas, opacas, tupidas, con bordados o caladas. Gracias a su ligereza es ideal para usar en cualquier clima.

Tafetán: es una de las telas más antiguas y elegantes, creada por los Persas. Se trata de un tejido de seda lisa, de textura fuerte, excelente para elaborar las faldas de los vestidos, ya que les da volúmen y caída.

Tul: se trata de un tejido muy fino de seda, algodón o fibras de nailon y es la tela por excelencia con la que se fabrican los velos y las faldas vaporosas.  Si te decides por este material, opta por pocas capas, ya que puede resultar demasiado caluroso.

Los encajes

Son delicados tramados o calados elaborados en hilos de seda, lino o algodón, su textura puede ser muy delicada o bien gruesa y pesada. Se usa especialmente para los velos, o para recubrir el vestido dándole un aire romántico y delicado.   

*Chantilly: es un velo con delicados motivos florales labrados.
* Guipur: encaje de malla gruesa bordado sobre tul.
* Macramé: es uno de los más gruesos y se elabora con algodón.

Alerta de moda:
Ten en cuenta que la tela del vestido y el largo de la falda, deben ser acordes con la temperatura del lugar donde se llevará a cabo la boda, así como con la hora del enlace.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.