COMENTARIOS

¡Happy Birthday, pochecas!

Mauricio Jiménez

¡Happy Birthday, pochecas! ¡Happy Birthday, pochecas!

Llama la atención en mi blog de esta semana, un hecho que pasó desapercibido para la comunidad Fucsia y para el mundo en general, sobre el cual debo hacer un público llamado de atención: el cumpleaños número 50 de los Implantes mamarios de gel de silicona.

Llama la atención en mi blog de esta semana, un hecho que pasó desapercibido para la comunidad Fucsia y para el mundo en general, sobre el cual debo hacer un público llamado de atención: el cumpleaños número 50 de los Implantes mamarios de gel de silicona.

Sí, hace 50 años se inventaron en USA los implantes mamarios. No recuerdo muchos dispositivos médicos que hayan cumplido medio siglo de existencia.

Muchas cosas han cambiado desde que un 1 de Octubre de 1962, se implanto el primer implante mamario en Nueva York, los materiales se han mejorado, ahora los geles de silicona de alta cohesividad (atracción entre moléculas) han reemplazado al agua (solución salina). Las formas han modificado su uso, inicialmente los casos de exclusivo aumento para satisfacer las expectativas de la paciente eran suplidos con implantes redondos, que magnificaban una mama de tamaño sin modificar en demasía la forma.

Ahora el cada vez más corriente uso de los implantes anatómicos (esos que antes solo se utilizaban para reconstruir una mama después de una cirugía de cáncer) han demostrado que son mejores a la hora de aumentar una mama, estructural y fisiológicamente sana, que simplemente se desea hacer crecer. Lo anterior, en razón a que dan un resultado más natural,  ¿y esto por qué?, fácil, porque tienen una forma invariable, una forma de mama, a diferencia de los anteriores que son redondos, es decir, le transfieren algo de esta forma a una mama, la cual nunca será naturalmente redonda.

También hemos aprendido, medio siglo después, que no basta con controlar a los pacientes en quienes utilizamos estos dispositivos, los mismos usuarios deben cada vez ser más críticos con los implantes que quieren utilizar, independiente de la razón (cáncer, congénita o estética), se trata de un dispositivo médico, debemos tener estadísticas, bases de datos, elementos que permitan asegurar el seguimiento y control.

Personalmente, soy un médico de vanguardia, o por lo menos intento mantener esta tendencia en todos los actos de mi vida, por eso aunque creo firmemente que no solo se ganaron 50 años de vigencia, en el uso de implantes mamarios. De la misma mano de la cual avanzan las investigaciones, que desarrollan nuevos materiales, formas, técnicas quirúrgicas y uso de los implantes, deben avanzar, sin reñir con lo anterior, las nuevas técnicas que permitan aumentar los senos de una mujer sin tener como única manera la inserción de un implante o dispositivo protésico.

Sigo constantemente varios grupos de estudio a nivel mundial, en el desarrollo de aumento mamario con el mismo tejido graso de la paciente. Uno de ellos, situado coincidencialmente en la misma ciudad donde hace medio siglo, por primera vez fueron utilizados los implantes de silicona, Nueva York, ha publicado sendos artículos médicos y hasta varios volúmenes de un libro excelente sobre los usos del tejido graso, para tratar inimaginables problemas de defecto de volumen en el cuerpo de cualquier persona, pues creo fielmente que es el futuro de nuestra práctica médica, la ingeniería molecular y de tejidos. Eso que nos permita, algún día producir piel para una persona quemada, un nuevo paladar para un niño que nació con el fisurado, un dedo para aquel que lo perdió accidentalmente, y como no un seno, para todas aquellas mujeres que no logran sentirse mejor, por eso que la naturaleza no les brindó en la talla que hubieran humanamente deseado.

Mientras llegamos, ojalá pronto, a tal punto de tecnificación y desarrollo científico, sin el mínimo interés denigrante para un dispositivo revolucionario, pero siempre con el firme pensamiento que no debería ser lo único para ofrecerle a nuestros pacientes, digo, ¡Feliz Cumpleaños pochecas! Felices primeros cincuenta.

(Según la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética, ASAPS, en 2011, el aumento mamario fue la cirugía más realizada, con más de 300.000 procedimientos. En el 69% requirieron la utilización de un implante de silicona).

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.