COMENTARIOS

Abdominoplastia, otra forma de entender la cirugía estética abdominal

Mauricio Jiménez

Abdominoplastia, otra forma de entender la cirugía estética abdominal Abdominoplastia, otra forma de entender la cirugía estética abdominal

Muchos pacientes escriben frecuentemente a mi correo electrónico preguntando si yo hago lipectomías abdominales, y yo siempre contesto que hago una cosa mejor: hago ¡abdominoplastias! Y es que la lipectomía abdominal es solo un término que describe la eliminación de tejido graso del abdomen, mientras la abdominoplastia es el moldeamiento del abdomen: mejoramiento y definición de la cintura, y en último lugar la demarcación de los músculos abdominales. Esto conlleva, recrear la cintura que antes tenían los pacientes o en raros casos que jamás tuvieron.

 

Es una técnica antigua que ha venido evolucionando de manera impresionan, al punto de requerir un menor tiempo de incapacidad, menor cantidad de analgésicos, y aumentar su efectividad sin aumentar el riesgo del procedimiento. A diferencia de la lipectomía, permite que la cicatriz permanezca delgada y fácil de ocultar dentro de las líneas de un bikini (por pequeño que sea), evita deformidades del ombligo y lo mejor de todo es que no utiliza drenajes o dispositivos que incrementan el riesgo de infección, las irregularidades en piel, el dolor en el postoperatorio y la incapacidad del paciente.

 

En la abdominoplastia, que actualmente efectúo, se utiliza una técnica especial que elimina la necesidad de utilizar drenajes, esto se logra mediante la aplicación de un principio básico de la cirugía estética que es no generar más daño al restaurar los tejidos luego del procedimiento, de manera que no se generen alteraciones en la estructura, así, luego de retirar la grasa y la piel redundante, reacomodar y fijar la nueva estructura muscular, se cierra el abdomen sellando nuevamente el músculo y la piel, evitando la formación de seromas o hematomas (acumulación de liquido inflamatorio o sangre, respectivamente) los cuales pueden, de no ser diagnosticados y drenados a tiempo, acarrear complicaciones al paciente. Cerrar este espacio en la abdominoplastia, permite además fijar la piel en varios puntos, disminuyendo la tensión de la misma, lo que a la postre significa menor riesgo de cicatriz visible en extremo o ensanchamiento de la misma.

 

Con la aplicación de esta técnica de abdominoplastia sin drenajes, el paciente comienza más temprano su terapia de masajes postoperatorios, los cuales ayudaran a definir rápidamente el resultado anhelado. Inclusive puede comenzar, en un tiempo record de 15 días de postoperatorio, su actividad física. Abomínales que han quedado como nuevos, ¡cero kilómetros!

 

ANTES.jpgDESPUES.jpg

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.