COMENTARIOS

¿El fin de la licencia de maternidad?

Silvia Camargo

¿El fin de la licencia de maternidad? ¿El fin de la licencia de maternidad?

La noticia de la llegada de Marissa Mayer a la dirección de Yahoo fue recibida como un gran paso para acabar con el llamado “techo de cristal”, una barrera invisible que les impide avanzar a aquellas mujeres que quieren subir a la cima corporativa.

La noticia de la llegada de Marissa Mayer a la dirección de Yahoo fue recibida como un gran paso para acabar con el llamado “techo de cristal”, una barrera invisible que les impide avanzar a aquellas mujeres que quieren subir a la cima corporativa. El nombramiento fue más asombroso aún si se tiene en cuenta que esta profesional, de 37 años, está embarazada de su primer hijo. Precisamente, una polémica se encendió cuando en entrevista con la revista Fortune ella contestó que trabajará durante su licencia de maternidad, que solo durará unas cuantas semanas.

La opinión está dividida en dos grandes grupos: quienes celebran que esta supermujer decida enfrentar los dos retos sin problemas, quienes piensan que el ejemplo de Mayer es pésimo para otras mujeres en sus mismas condiciones. “Los empleadores van a pensar que no necesitamos este tiempo o que podemos tomarlo si hacemos aportes desde la casa”, dice una profesional, mamá de una niña de dos años. “Este tipo de actitudes hacen ver a las que se toman tiempo con sus hijos como trabajadoras poco comprometidas”, dice otra.

Pero lo cierto es que hay mujeres en altos cargos directivos o dueñas de sus propios negocios para quienes no existe la opción de tomar una licencia porque su empresa depende de su trabajo. Señalan que así como una madre nunca dejaría de atender a un hijo por la llegada de un nuevo miembro de la familia, ellas tampoco pueden desatender su responsabilidad laboral. Ya hay mujeres que mandan mails y tuits, incluso desde la sala de parto.

Las más exitosas están pensado que, a largo plazo, vale la pena sacrificar esta licencia. “Es una noción pasada de moda para las mujeres de alto desempeño que tienen mucha demanda de trabajo y mucha flexibilidad”, dijo al New York Times Jane Swift, ex gobernadora del estado de Massachussets.

Pero lo cierto es que no todas las mujeres están en la situación privilegiada de Mayer quien probablemente cuenta con todo un staff de empleados, tanto en la oficina como en la casa, que le permite asumir ambos retos. Además, hay mujeres cuyo oficio es netamente presencial, como el de las enfermeras, camareras o secretarias, que no tendrían cómo despachar desde sus hogares a punta de correos electrónicos.

La preocupación es que lo de Mayer se vuelva una norma tácita, lo cual sería un irrespeto contra las luchas laborales que han tenido que dar las mujeres de otras épocas para que muchas puedan vivir el papel de trabajadoras y madres. “Con todo lo que se luchó en el mundo por una hora de lactancia es imperdonable que Mayer, que es ejemplo de ejecutiva exitosa, no mande un mensaje a la sociedad de la importancia de respetar el periodo de maternidad”, dice una mamá profesional.

Con ella coincide Luz Stella Bernal de My People, una empresa que busca conciliar el espacio laboral con el personal y señala estudios en los que se ha demostrado la importancia de que los padres estén involucrados en los siete primeros años de vida de sus hijos, para disminuir el riesgo de problemas de aprendizaje y de depresión cuando adultos. “Es como echar para atrás”, dice Bernal.

En todo caso la polémica está encendida. Falta ver si las nuevas tecnologías ayudan a conciliar ambos espacios, como lo dicen las ejecutivas modernas, o si se debe respetar las licencias a capa y espada por la salud de la familia.

¿Qué opina usted? ¿Ha tenido que trabajar durante la licencia de maternidad? ¿Será cierto que en altos cargos las mujeres darse el lujo de rechazar ese tiempo de pausa?

 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.