COMENTARIOS

La decisión de Viviane

Silvia Camargo

La decisión de Viviane La decisión de Viviane

morales380.jpg

 

Algunos creían que Viviane Morales iba a apelar el fallo de nulidad de su elección pero la semana pasada, sorprendió a todos cuando en una conferencia de prensa y de la mano de su esposo, Carlos Alonso Lucio, anunció que dejaba la fiscalía.

 

Y aunque su renuncia ha traído mucha controversia, dejarlo todo por amor fue la mejor opción. Su postura no solo es noble sino que está apoyada en estudios científicos que demuestran que las medidas que se toman en torno al amor duelen más que las del trabajo.

 

Hace un mes, Neal Roese, profesor de mercadeo de Kellogg University encontró que una de las mayores fuentes de arrepentimiento es el romance. De ahí que las decisiones sobre amor deben ser tomadas con mucha calma pues son las más importantes si se acierta pero las que más pesan si se equivoca. 

 

El arrepentimiento, vale la pena aclarar, aunque doloroso es un componente esencial de la experiencia humana. Todas estas situaciones, optar por una universidad y no por otra, acabar un matrimonio o seguir casado, en palabras de Roese “inyectan gasolina al fuego del arrepentimiento”.

 

En un estudio previo, el investigador encontró que las cuestiones románticas era el tipo más común de pesadumbre. En este nuevo trabajo, que será publicado en la revista Social Psychological and Personality Science, Roese encontró que el pesar por una decisión mal tomada con relación al amor era más intenso que cuando se trataba de una mala movida laboral, como abandonar la universidad o dejar un puesto. “Las relaciones personales son el componentes más importante del arrepentimiento. Matrimonios fallidos, romances turbulentos o indiferencia hacia la familia llevan a sentimientos de pérdida que pueden duran toda una vida”, explicó el especialista.

 

Y si bien trabajar es importante porque nos da de comer, hay que darle prioridad a la vida amorosa. De otra manera, se lo lamentará por mucho tiempo. Que lo digaViviane, quien sí entendió cuál era la prioridad.

 

 

 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.