COMENTARIOS

La salud de los senos

Silvia Camargo

La salud de los senos La salud de los senos

senos1.jpg

Florence Williams, una periodista científica de Estados Unidos participó hace algún tiempo en una investigación que pretendía examinar la leche materna. Su sorpresa fue enorme cuando recibió los resultados del estudio: en la leche que ella daba a su bebé había rastros de elementos tóxicos, e incluso de partículas de combustible de avión. ¿Cómo pudo llegar todo esto a sus senos? Esa pregunta fue el punto de partida de un libro que explora esta parte de la anatomía femenina. Se titula Breasts y es un viaje por diferentes aspectos de estas blandas esferas que atraen a todos, desde la alta exposición a sustancias nocivas y que podrían estar afectando su salud, así como la polémica evolucionista de por qué existen, hasta el debate de si es seguro aumentarlos con implantes. Williams contestó cinco preguntas para este blog.

 

1. ¿Por qué es tan importante saber si los senos evolucionaron para amamantar a los bebés o para enviarles una señal a los hombres?

 

"El debate sobre la evolución de los senos importa porque le pone un color a la manera como los percibimos. Si los senos son primordialmente vistos como un órgano sexual que le indica a los hombres la edad de una mujer y si es fértil o no, se vuelve un gran reto convencer a las mujeres de dar de comer a sus hijos, por ejemplo. Y cuando los senos se convierten en un objeto sexual, se pierde ese profundo conocimiento de cómo se conectan ellos con el resto del cuerpo y el mundo que nos rodea".

 

2. Nadie sabe qué ocasiona el cáncer de seno pero parece que este órgano sensible está ahora rodeado de muchos enemigos y eso podría estar causando la epidemia. ¿Cuáles serían esos adversarios de los senos en el mundo moderno?

 

“Las dietas modernas, los hábitos de reproducción actuales (tener hijos después de los 35 años), medicamentos como las terapias de reemplazo hormonal, el cigarrillo y la polución, son algunos. Todo esto afecta la salud de los senos, pero algunas de estas cosas también hacen que la vida de hoy sea mas cómoda. Por eso es importante tener una discusión abierta acerca de  las ventajas y desventajas de muchas de las actividades del mundo industrializado y cómo hacer que se vuelvan más seguras”.

 

3. La mayoría cree que los implantes de seno son 100 por ciento seguros hoy. ¿Es cierto que los médicos, como usted lo dice en su libro,  esconden los datos reales a sus pacientes sobre este tema?

 

“Creo que muchos cirujanos plásticos no informan en totalidad a sus pacientes potenciales sobre los riesgos de estas cirugías de aumento, incluyendo la posibilidad de daño de los nervios y pérdida de sensibilidad en el pezón, así como pérdida de la habilidad para lactar. Tampoco informan del posible endurecimiento, de las filtraciones y caída de los implantes. La industria ha sido excelente en el mercadeo de estos implantes como si se trataran de un producto cosmético más y no parte de un procedimiento medico mayor”.

 

4. Entiendo que usted trató de vivir en un ambiente totalmente libre de elementos tóxicos que podrían afectar sus senos. ¿Cómo fue esa experiencia?

 

“Es muy difícil controlar nuestra propia exposición a los elementos tóxicos. Siento que esa responsabilidad recae en los fabricantes de productos y en los gobiernos para que hagan pruebas y regulen los químicos antes de que entren en el mercado. También deben prohibirse aquellos que alteran los sistemas hormonales y biológicos”.

 

5. ¿Por qué no tenemos las mujeres tanta información de los senos como sí de otros órganos del cuerpo?

 

“Creo que se debe en parte a que les hemos dado un énfasis muy grande en su aspecto sexual y tenemos dificultad para verlos en toda su compleja dimensión biológica y evolutiva”.

 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.