COMENTARIOS

No arruine sus propias vacaciones

Silvia Camargo

No arruine sus propias vacaciones No arruine sus propias vacaciones

vacaciones1.jpg

Algunos expertos han visto que la gente sabotea sus propias vacaciones porque no se relaja en los tres primeros días. Luego, disfruta los dos siguientes pero tres días antes del regreso empieza a refunfuñar porque ya se va a acabar el tiempo del disfrute. En unas vacaciones de ocho días eso puede ser botar a la basura tiempo precioso. Estos son algunos consejos que los expertos en neurociencia han encontrado para ayudar a los individuos a gozar las vacaciones al máximo.

 

  1. Disfrute mientras las planea: está demostrado que planear las vacaciones brinda más satisfacción a la gente que el descanso en sí. Al estudiar el comportamiento de 1.500 holandeses, Joroen Nawijn, investigador de las Universidad de Breda, encontró que 974 de los que salieron a vacaciones tuvieron su índice máximo de felicidad en el momento anterior al viaje. Estos hallazgos corroboraron lo que ya en 1997 había encontrado el psicólogo Leigh Thompson, de la Universidad de Northwestern. Sin importar qué tipo de descanso sea, si es corto o largo, las personas se sienten más contentas antes de las vacaciones que cuando las disfrutan. Claro está que no hay que poner las expectativas muy altas. Así, si el hotel no es como se lo imaginó no se sentirá infeliz.
  2. Desacelere tres días antes: Es usual que antes de viajar la gente pase días de trabajo intensos para dejar todo en orden. Esto es un error pues cuando ya estén en un hotel frente a la playa les tomará más esfuerzo sintonizarse con la brisa del mar y menos con los asuntos de la oficina. Lo anterior sucede porque el cerebro no funciona con interruptores sino con la adaptación. Y eso requiere de tiempo. Al Gini, profesor de negocios de la Universidad de Loyola considera que trabajar hasta el último minuto es un error porque se necesitarán los tres primeros días de vacaciones para recuperarse del agotamiento. Recomienda bajar la intensidad unos días antes para dejar que el cerebro se vaya adaptando al descanso, antes de que empiece el descanso.
  3. No lleve trabajo:  es difícil desconectarse cuando su oficina está en su bolsillo, es decir, en un teléfono celular. En este tema, los científicos no se ponen de acuerdo pues para muchos dejar de recibir correo electrónico puede ser más estresante que contestarlos durante las vacaciones. Por eso, lo mejor es establecer un término medio que consiste en no llevarlo consigo a todas las actividades de placer programadas y chequearlo solo en un par de ocasiones al día. El consejo más importante, sin embargo es no comprometerse  a realizar trabajos durante las vacaciones porque arruinará su tiempo de relajación y el de su familia.
  4. Disfrute el aburrimiento: algunas personas se sienten culpables en vacaciones porque no tienen nada que hacer. Otros prefieren preocuparse por decisiones como qué restaurante elegirán o que vestido se pondrá. Como dice Soren Gordhammer, un experto en el balance entre trabajo y descanso, “no vale la pena dejar atrás las preocupaciones del trabajo para llenarse la cabeza de nuevos problemas”. El recomienda luchar contra la necesidad de hacer algo. Para esto solo hay que recordar la evidencia científica: una mente que vagabundea por ahí es lo mejor para estimular la creatividad.
  5. No piense en el regreso: es frecuente que la gente arruine sus últimos días de vacación pensando en lo poco que queda antes de volver al trabajo. Para evitar esto, los psicólogos aconsejan planear un gran evento para la última noche, de modo que la expectativa se mantenga arriba todo el tiempo. Esta actividad especial al final de las vacaciones puede marcar la diferencia entre llegar cansado o renovado al trabajo. Y ante todo, ocúpese del trabajo solo en el momento en que cruce la puerta de la oficina.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.