COMENTARIOS

De los mitos y otras creencias del sexo….

Luisa Torres

De los mitos y otras creencias del sexo…. De los mitos y otras creencias del sexo….

mitos380.jpg

Hace aproximadamente cinco millones de años, los primates tuvimos un cambio importante que volcó drásticamente todo nuestro futuro. Por un lado, modificamos la forma como caminamos adoptando la marcha bípeda y  liberando nuestros brazos; por otro lado, tuvimos que vivir a ras de suelo  como consecuencia de la marcha bípeda.


Estos cambios originaron una gran lista de transformaciones tanto anatómicas como socioculturales. Por ejemplo, la utilización de las manos, el aumento del cráneo y el cerebro, la modificación de la pelvis, el inicio del lenguaje y de la educación y el trabajo en grupo entre otros.


Pero el tema que nos interesa ahora de la extensa lista, es el de la sexualidad.  Nuestra sexualidad se origina en el celo y en el transcurso evolutivo  se define y se establece el ciclo ovárico femenino. Más allá de una función meramente reproductiva, el sexo en los humanos adquiere una connotación lúdica, afectiva y comunicativa y se convierte en una actividad asociada más con el placer  y el goce que con su función biológica.


Sin embargo, en los últimos años la manipulación de la idea de la sexualidad  por parte de los medios socioculturales y de la educación errada,   han logrado que  el placer y el disfrute sean cuestionados y convertidos en motivo de  preocupación, de discriminación, de acusación, de culpabilidad, en complejos, en temores,  en fobias y en obsesiones.


En consulta de sexología llegan diariamente hombres preocupados por su rendimiento sexual o que no son capaces de eyacular dentro de la **bleep**, parejas que no pueden lograr el coito por el dolor que a ella le produce, mujeres que jamás han tenido un orgasmo,  parejas con falta de deseo sexual o que sufren por la presión social que ejerce el hecho de sentirse atraídas por personas de su mismo sexo, etc. Todos estos temores, ansiedades, frustraciones y miedos, nacen de los mitos y de las falsas creencias que por años han rondado en nuestra cultura. Las relaciones sexuales deben ser un momento de conexión con nuestra pareja; un momento en el que se detiene el tiempo y se dejan a un lado todas las preocupaciones del diario vivir.


En los siguientes artículos desmitificaremos  estas  creencias equivocadas  que no nos permiten gozar de una sexualidad plena.  Estas creencias están tan instauradas en nuestro inconsciente que generan  ideas absurdas; por ejemplo, que las mujeres no tenemos sexualidad o no disfrutamos de ella,  que un buen polvo significa que el hombre le proporcione un orgasmo, que después del matrimonio el sexo pasa a un segundo plano, que entre mas grande sea el pene mayor placer genera, que después de tener hijos el sexo no existe, que las mujeres no eyaculan, que los hombres no pueden tener múltiples orgasmos, que el hecho de que se practique el sexo **bleep** quiere decir que los hombres son homosexuales, que el coito solo se debe practicar con fines reproductivos, que la masturbación es mala porque puede dar acné, e infinidad de ideas extrañas en torno a la sexualidad.


La forma mas fácil de acabar con estos mitos, es preguntándonos de donde vienen estas creencias.  De mi familia? De una amiga que me contó? De un libro? de las películas pornográficas?  Las invito a que piensen que ideas o creencias tienen frente a la sexualidad y las comenten en este mismo espacio, para que las analicemos y nos liberemos de los tapujos que nos impiden tener una sexualidad plena y satisfactoria.

 

¿Cuáles son tus mitos sobre el sexo? Estoy dispuesta a responder...

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.