COMENTARIOS

Juguetes sexuales. Lo que no sabías de ellos

Luisa Torres

Juguetes sexuales. Lo que no sabías de ellos Juguetes sexuales. Lo que no sabías de ellos

 vibrador380.jpg

 

Los seres humanos han creado objetos fálicos desde tiempos prehistóricos pero, al parecer, fueron los griegos quienes los utilizaron por primera vez como objetos sexuales. Los juguetes sexuales fueron muy populares en Japón miles de años atrás. Los primeros manuales de sexo japoneses ilustran una colección de artilugios para la masturbación y las relaciones sexuales en pareja.  Lo que hoy conocemos como “bolas chinas”  fueron utilizadas tiempo atrás por las geishas y las cortesanas, pues al ser introducidas en el interior de la vagin a , generaban sutiles olas de placer cuando la mujer se sentaba en una mecedora o se columpiaba.

 

A principios del siglo XX, los médicos de Estados Unidos empezaron a prescribir pequeños vibradores que funcionaban con pilas a las pacientes aquejadas de “histeria”. Por increíble que parezca, el masaje genital era usado como tratamiento habitual de los médicos más ilustres para las mujeres con estos síntomas. Luego los vibradores se vendían al público como “aparatos de masaje” o  como un instrumento  con fines terapéuticos  para mujeres a orgásmicas. No obstante, la mujer recibía la advertencia de  que el vibrador podía crear tanta dependencia que podría impedirle tener orgasmos de otro modo.

 

Veinte años atrás, el termino “juguete sexual” se refería básicamente a los vibradores. Muchas mujeres tenían uno, pero no eran tan sofisticados como los de ahora. Las tiendas especializadas solían vender una limitada variedad de vibradores enormes, de colores, formas y texturas extrañas  y vulgares. Desde entonces, las tiendas eróticas para mujeres, las compras por internet y las reuniones a domicilio han hecho posible que muchas mujeres tengan acceso a juguetes de calidad. Series de televisión como “Sexo en Nueva York’ han hecho que muchas mujeres quieran tener sus propios juguetes.

 

A continuación hablaré de los  vibradores y masajeadores más vendidos y queridos por las mujeres. Pero antes es importante hacer una aclaración para ubicar a las lectoras en contexto con los términos. Existen masajeadores y vibradores. Los masajeadores, como su nombre lo indica son aparatos que sirven para masajear el clítoris  o cualquier lugar del cuerpo, pero no  se puede introducir en la vagin a,  casi siempre son  pequeños, con formas de pinta labios, cohetes, animales pequeños, esferos,  USB, etc. Entre más lo puedas disimular con cualquier objeto mejor ya que lo puedes llevar en la cartera o dejarlo en la mesa de noche sin problema. Por otro lado, los vibradores masajean también pero tienen otro uso más y es que si se puede introducir en la vagin a por su forma. Con estos juguetes, las mujeres son las más beneficiadas, pero no solo ellas lo utilizan, ellos también.

 

Los mejores productos actuales

Hitachi magic wand

Este masajeador eléctrico multiusos de grandes dimensiones sirve como aparato de masaje para la espalda y los hombros. Puedes utilizarlo para jugar con tu pareja, por ejemplo poniéndolo entre los cuerpos de los dos durante el coito. La intensidad del masajeador puede ser bien intensa para el contacto genital directo.

Indicaciones: Para mujeres con  dificultades para llegar al orgasmo o mujeres que prefieren  disimular el uso de un masajeador  erótico por uno de todo el cuerpo.

 

Pocket Rocket (cohete de bolsillo)

Este pequeño masajeador es un poco más ancho que un pintalabios. Aun así, su potencia es fuerte. El cohete se puede guardar fácilmente en cualquier bolsillo y puedes estimular el clítoris y la vagin a.

Indicaciones: Para los viajes y estimulación del perineo.

 

Rabbit (conejo)

Popularizado por las protagonistas de “sexo en Nueva York”, el conejito (y sus motores de doble acción) estimulan varias zonas de los genitales, todo en uno. La parte central se introduce en la vagin a, donde gira y estimula el punto G , y las perlas de la base del conejito, estimulan la parte inferior de la vagin a. Mientras tanto, las orejas del conejo estimulan el clítoris.

Indicaciones: Para mujeres aventureras con ganas de experimentar un orgasmo intenso.

 

Masajeadores con correas

Si te pones este pequeño masajeador que incorpora unas correas muy coquetas para abotonar alrededor de las piernas, de manera que estimule el clítoris durante el coito, no necesitarás de  las manos ni las de tu pareja para disfrutar de las sensaciones placenteras. Es discreto y permite que el hombre también disfrute de la sensación que proporciona.

Indicaciones: para utilizar durante las relaciones sexuales “sin manos”.

 

Natural Contours

Diseñado por la directora de cine porno Candida Royalle, este vibrador fue creado para adaptarse a la curva natural de la vagin a. Además, este juguete con un diseño  moderno emana sutiles vibraciones. Si prefieres un vibrador sin connotaciones fálicas, ésta es la mejor opción.

Indicaciones: para mujeres que quieren  ensayar por primera vez un juguete erótico.

 

Anillo vibrador para el pene

El anillo de silicona acoplado a un vibrador puede parecer algo extraño, pero  ofrece unos resultados espectaculares para los dos miembros de la pareja mientras que tienen relaciones sexuales.

 

Recomendaciones: Si vas a comprar un juguete erótico, es importante que primero conozcas un poco sobre su fabricación, el material que esta hecho, si es recargable o de pila y si es a prueba de agua o no. Estas recomendaciones son importantes ya que algunos juguetes eróticos son hechos con materiales  de bajo costo y fácil manipulación para mantener  los  precios  bajos,  pero algunos  tienen elementos tóxicos para el cuerpo. La silicona es la mejor opción, un poco mas costosa pero higiénica y fácil de lavar. Los juguetes recargables son mas costosos pero tienen la gran ventaja que cuando lo quieras utilizar, será fácil de recargar, mientras que los no recargables necesitan pilas y tendrás que gastar más plata en esto. Los juguetes a prueba de agua funcionan muy bien para cuando te quieres dar un baño lleno de placer.  Y por último, no olvides comprar un lubricante a base de agua para utilizarlo con tu juguete!

 

 

 

 

 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.