COMENTARIOS

Mitos sobre la Masturbación Femenina

Luisa Torres

Mitos sobre la Masturbación Femenina Mitos sobre la Masturbación Femenina

mastur1.jpg

El placer es una mezcla entre sensaciones físicas y emocionales: saborear una comida exquisita, caminar por el campo, ir a pasear en un día hermoso, tener contacto con la naturaleza, etc.  El placer sensual y el sexual también son el resultado de la interacción de las sensaciones físicas y los pensamientos y sentimientos de cada persona.

Las sensaciones que causan el placer son personales y las conocemos a través de un amplio abanico de experiencias que se presentan a lo largo de la vida. No es raro que muchas mujeres ignoren su capacidad para sentir placer sensual o sexual a causa de las creencias, mitos e información errónea que a menudo recibimos.  Sin el placer sensual y sexual, podemos sentirnos desorientadas a la hora de expresar nuestras preferencias cuando hacemos el amor. Saber dar placer a nuestro cuerpo y aceptar que lo sentimos, es de gran ayuda a la hora de satisfacer nuestros deseos sexuales.

 

¿Qué reacción experimentas cuando piensas en explorar tu cuerpo en busca de zonas y maneras de tocarte que te resulten agradables?

Para muchas mujeres se trata de una idea nueva por que es algo que han aprendido a ignorar o a reprimir. Es posible que la idea de nuestro cuerpo como objeto de placer pueda parecer antinatural o mala. Si es así, tal vez resulte útil revisar estos mitos que existen frente a la masturbación.  

El desarrollo de una expresión sexual mas placentera, con o sin compañero, empieza por el autoconocimiento. La ciencia demuestra que para muchas mujeres los orgasmos mas fáciles e intensos tienen lugar durante la masturbación. Para quienes todavía no han experimentado el orgasmo, la masturbación puede proporcionar el tipo de estímulo necesario para lograrlo.  La masturbación es una buena manera de experimentar orgasmos frecuentes y permite que la respuesta orgásmica se asiente correctamente. Esta práctica tiene también otro valor añadido,  pues  es un momento de recibir placer y satisfacción de uno para uno, un momento  de placer con uno mismo.

La mayoría de veces, la masturbación femenina  está representada con la imagen de una mujer  introduciéndose objetos fálicos, sustitutos de pene en la **bleep** para masturbarse. Esto es una imagen grabada  en la mente colectiva de lo que es la masturbación y es una idea equivocada. La auto estimulación es un momento de conexión con nuestro cuerpo. Muchas personas viven desconectadas del placer que podemos recibir en la piel, en nuestro cuerpo.  Es necesario un momento en el cual podamos acariciar el cuerpo que tenemos y agradecer por él. Muchos estudios han demostrado la importancia del contacto físico para nuestro bienestar desde que nacemos. Entonces ¿por qué lo vemos negativamente? Al contrario; no solamente es positivo sino que tiene un beneficio y es que puedes llegar a experimentar un orgasmo.

Los mitos

Existe una especie de aversión adquirida en la infancia y que muchas veces es el resultado de la desinformación y de los mitos sobre supuestos daños que se derivan de la masturbación. Casi todas las mujeres han oído decir que la masturbación es un rasgo de inmadurez, algo que hacen las niñas pequeñas sin ser conscientes y que no deben practicar las mujeres adultas. Hay muchas personas maduras que se masturban de vez en cuando, estén casadas o no. Lejos de ser anormal, la masturbación es tan solo otra forma de expresar la sexualidad, de forma natural.

¿Por qué la masturbación o autoestimulacion es importante?

Por medio de la masturbación llegas a conocer tu cuerpo, a experimentar emociones y sensaciones que solo tu podrás sentir. Es un momento en el que te dedicas placer y atención  a ti misma. Para poder transmitir a nuestra pareja cómo nos gusta que nos acaricien, qué es lo que nos gusta y qué no, es importante realizar esta práctica porque así sabrás a la perfección que es lo que te produce placer.

Casi todas las mujeres y hombres se masturban en algún momento de su vida. Contrariamente a lo que dicen muchas creencias, la masturbación no causa daños físicos ni psicológicos. Todo lo contrario, proporciona alivio de la tensión sexual, ayuda a mantener la pasión y el erotismo en la relación con la pareja y es un  excelente método para conocer mejor la propia sexualidad, el cuerpo y las  sensaciones.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.