COMENTARIOS

Todo lo que quisiera saber sobre mi carta natal pero me da miedo preguntar

María Fernanda Gómez

Todo lo que quisiera saber sobre mi carta natal pero me da miedo preguntar Todo lo que quisiera saber sobre mi carta natal pero me da miedo preguntar

astral380.jpg

 

Nuestro día, lugar y hora de nacimiento encierra una información tan profunda y concreta sobre el devenir de nuestra  existencia que puede ser tan importante como saber cuál es nuestro tipo de sangre.  No es casualidad esta fecha, ni mucho menos nuestros padres, abuelos, hermanos, amigos, ni los amores que nos han acompañado hasta hoy. Nuestros esposos o esposas así como nuestros hijos y la familia en general.   Si nacimos para ser padres más no para vivir en pareja o si  escogimos vivir en pareja y no tener hijos.  


Mucha gente conoce la Astrología de los horóscopos de las revistas o periódicos y piensan que la definición de nuestro signo solar junto con otros aspectos lo es todo y en ningún momento es un juego de predicción, ni se trata de brujería como mucha gente así lo piensa. Nuestra Carta Natal es un instrumento científico que sirve para conocer qué clase de “semilla” somos y es el mapa más profundo de nuestra gran verdad y es de gran utilidad para aprovechar nuestras fortalezas y entender nuestras crisis, nuestra sexualidad, si tendemos a engañar, si somos el tipo de persona que busca autodestruirse,  cuáles pueden ser nuestras adicciones, si nacimos para ser independientes, cómo manejamos el dinero, qué tan leales somos y  saca a la luz todo lo que hemos tenido guardado y que es necesario afrontar y enfrentar, entre muchas otras cosas.


La  Carta Natal  descifra nuestro mapa de navegación en función de nuestras vidas anteriores y las energías que recibimos en el momento de nuestro nacimiento. Pero esto es solo la mitad dentro del planteamiento cósmico; la otra mitad está repartida a partes iguales en cómo dirigimos o utilizamos esas energías y nuestro entorno, nuestros padres, amistades, la ciudad en que vivimos, los cuidados y excesos de nuestro cuerpo. Pero si unimos nuestra cuarta parte de libre albedrío a la mitad predestinada ya tenemos tres cuartas de seguridad para utilizar positivamente todo lo bueno o lo malo que nos venga encima.


La Astrología y la Sicología van de la mano y muchos sicólogos se están dando cuenta de que la astrología les ayuda a conocer a sus pacientes con mayor facilidad; de hecho, Carl Jung abrió las puertas del sincronismo astrológico con la sique humana. Hoy por hoy,  muchos Médicos Bioenergéticos   lo primero que le preguntan al paciente es su fecha y hora de nacimiento para así tratarlo de acuerdo al cuadro clínico que trae desde su nacimiento pues el ADN es individual y no colectivo y si sufres de migrañas hay que encontrarle la razón a este mal y solucionarlo de acuerdo a tu genética.


La Astrología, junto con la carta natal, sus tránsitos y progresiones es una ciencia sagrada. Es la unidad entre ciencia y arte. La ciencia de la Astronomía y el Arte es la interpretación. Es el sentido de nuestra vida, por eso es una ciencia físico-sicológica. Es el estudio del tiempo y del espacio. El estudio de la Vida y  de nuestro Destino.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.