COMENTARIOS

¡Bienvenidos a mi casa! Cómo recibir a tus invitados

RevistaFucsia.com

¡Bienvenidos a mi casa! Cómo recibir a tus invitados La limpieza, la música y los snacks son la llave secreta de una excelente apertura a la visita. (Foto: Thinkstock)

Ser una buena anfitriona requiere mucho más que una casa de ensueño o una decoración acorde a las últimas tendencias. Recibe a tus invitados de paso como debe ser y como si estuvieran en su propio hogar. Te lo advertimos: si sigues nuestras recomendaciones, de seguro ya no querrán irse.

El arte de hacer de una visita una velada inolvidable, reside en el secreto de conquistar a tus invitados desde el mismo momento que tocan el timbre. Una fiesta, una invitación a cenar, la piñata de tus hijos o una tarde de vinos...cualquier momento es propicio para dejar la mejor impresión.

1.    Es mejor prevenir que lamentar: Deja todo preparado desde un principio, sobre todo en cuando a la comida y bebidas se refiere. No querrás que tus invitados entren a la cocina a “darte una manito” porque desde lejos se percibe que no tienes nada en orden y has improvisado en las artes culinarias y de servicio.

2.    Toc, toc, ¿quién es?: Recibe a la gente con alegría, pero nunca exageres con la efusividad. Incluso si son amigos de toda una vida y si se trata de una ocasión especial, lo más adecuado es ser diplomáticas pero reconfortables: existe una confianza para ser más afectivo pero sin la necesidad de dejar de lado la camaradería. No extiendas las charlas en la puerta, no es nada cómodo.

3.    ¿Dónde puedo guardar mi abrigo?: No empieces con el pie izquierdo cuando surja esta pregunta, optando por un escueto: “en cualquier lado”, menos si el evento se trata de una fiesta; esto se presta para que se extravíen cosas a causa del desorden, y sin ir más allá, para malos entendidos entre los invitados. Lo mejor es tener un espacio designado con anticipación, como un guardarropa vacío, el estudio o el cuarto de huéspedes, cualquier lugar en el que el flujo de gente sea mínimo. Puedes utilizar también un perchero multiusos o comprar desmontables para  armar y desarmar en cualquier lugar de la casa.

4.    De entrada: Muchas se preguntan cuál es la mejor forma de decorar o darle un ambiente diferente al lugar cuando todo está en orden. La limpieza, la música y los snacks son la llave secreta de una excelente apertura a la visita. Dispón un rato para conversar en la sala, presentar los invitados entre sí y luego dar un recorrido por la casa (si estás en actos de presentación de un nuevo hogar). Si ellos prefieren hacer la inspección por su cuenta antes de tiempo, déjalos a libertad y ofréceles algo de beber para traerlos de vuelta.

5.    Decora y decora:
Una mesa bien arreglada es la mejor carta de presentación, tanto la de centro como la del comedor, más si en la agenda se incluye una comida grande. Según Rosee Galfione, autora del libro “El arte de recibir en casa”, lo recomendable es no poner centros o adornos con más de 28 centímetros de altura para que obstaculicen la comunicación entre los invitados. No recargues con bombas y demás accesorios si es un espacio pequeño, como un apartamento. Prefiere la originalidad de los pequeños detalles, como los vasos, pendones colgados al techo, vasos y vajilla desechable temática y globos en las esquinas.

6.    Es hora de servir: La etiqueta de siempre, más que ser decorativa, es útil para que las personas tengan el acceso a todos los implementos: copas a la derecha, plato de pan a la izquierda, cubiertos a los costados del plato y la servilleta encima del mismo, en caso de que el espacio sea reducido. A la gente ubícala de acuerdo a su edad y sexo. Según el protocolo, las personas de mayor edad requieren mayor jerarquía en la mesa. Los niños pueden estar junto a la gente adulta o en una mesa aparte. Alterna hombre y mujer, nada de separar sexos como si se tratara de una fiesta de 15 años.

7.    Música, maestro: La música propicia un clima agradable, pero debe ser solo de compañía, más no que deje sordos a los invitados o interrumpa cualquier conversación. Incluso cuando es una fiesta, la música muy alta no funciona.





También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.