COMENTARIOS

El club de las malas madres

Fucsia.co

El club de las malas madres Foto: Cuenta oficial de Facebook Malasmadres

Ellas se han quitado la capa de ‘supermamás’, para asumir que no pueden tener todo bajo control y vivir su maternidad sin inhibiciones. Si ser malas madres significa dedicarse tiempo para sí mismas, sí, lo son. Y estas son sus reglas.

“Con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con muchas ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento”. Así se autodescriben las adeptas al Club de Malas Madres, para quienes tener una familia no es sinónimo de dejar de lado el cuidado de sí mismas, sus relaciones interpersonales y afectivas y su crecimiento profesional.

La española Laura Baena, creadora de esta comunidad femenina, dio inicio al proyecto en su blog personal 'La niña sin nombre', en el que relataba cada una de sus vivencias diarias con su hija de 2 años de edad. Pero ella decidió ir más allá y crear un club para poder compartir con mujeres como ella, que decidieron quitarse el traje de heroínas y vivir sus vidas libres de culpabilidad.

Lee también: 5 consejos para conciliar trabajo y hogar

Su club, que actualmente cuenta con más de 11 mil seguidoras, ha revolucionado las redes sociales hasta el punto de convertirse en una tendencia en Twitter, gracias al hashtag #clubdemalasmadres. Las mujeres miembros de la comunidad cuentan con tres vías de comunicación: el sitio web oficial, la página de Facebook y la cuenta de Twitter. Es allí en donde las que se consideran 'malas madres' tienen una voz y asumen, sin sentirse mal, que no son capaces de tener todas las responsabilidades propias de la maternidad en sus manos.

Con imágenes al estilo vintage y frases sarcásticas, la creadora comparte tips para las seguidoras. “Voy al gimnasio a ducharme tranquila y a secarme el pelo; no a hacer deporte –aunque sea una vez al mes-“, asegura en uno de sus consejos.  “Pues yo sí madrugo los domingos para ir a nadar y aprovecho para sesión de ducha, exfoliación y crema…tranquila, sin gritos del ‘buenpadre’ y la ‘buenahija’, sin que entre cualquiera de los dos 50 veces al baño (no es exageración), en los diez minutos que tardo en ducharme. En fin, es mi momento "kit kat" de la semana”, comenta Pilar Marín, una de las seguidoras de la fan page de Facebook.





Y es que para ellas, el concepto de maternidad no debe ir ligado a dejar de hacer lo que más les gusta, salir con sus amigas, tener una tarde de compras o escaparse con su pareja a un bar en la noche de sábado. Comparten la insignia “Soy Mala Madre” con la cabeza en alto, así la sociedad las acuse de no querer lo suficiente a sus hijos, como para sacrificar otros aspectos de sus vidas. Estas mujeres, sin duda, ven esta etapa de sus vidas sin anestesia. ¿Si la vida ya es difícil, por qué complicársela más queriendo ser las súper mujeres?

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.