COMENTARIOS

5 consejos para conciliar trabajo y hogar

Fucsia.co

5 consejos para conciliar trabajo y hogar Foto: ingimages

Pequeños detalles para organizar la agenda diaria ayudarán a que las mujeres que son mamás y profesionales, no se enloquezcan intentando llevar en paz los dos ambientes.

Ya sabemos que conciliar vida familiar y trabajo no es tarea sencilla. Que la sociedad estigmatiza a la mujer que está al cuidado del hogar. A veces se escucha decir que  “no hizo nada, se quedó en casa”. Pero también si trabaja de tiempo completo, se cree que tiene su hogar descuidado y sus hijos son desaplicados en el colegio.

Y aunque el ‘chip’ nos ha ido cambiando e involucramos más a nuestras parejas en las labores de casa y con los niños, y ellos también han querido entrar a estas lides, no sobran los consejos para organizarse mejor. Jaquelín Herrera, gerente de Mami Trabaja, una red de apoyo para mujeres solteras o con hijos, nos da unos consejos para hacer más sencillas las labores diarias.

1. En la medida de lo posible, reducir las distancias entre la oficina y la casa. Esto ayudará a que las largas jornadas intentando llegar después de la oficina, sea tiempo ganado para estar con los hijos.

2. Saber qué merece más tiempo y qué no. Dice Jaquelín que, a su oficina, llegan mujeres que le dedican jornadas enteras a mantener la casa limpia y ordenada; y aunque esto es importante, no debe dársele más tiempo de lo  necesario. Buscar una persona que ayude en estas tareas, comprar productos ‘todo en uno’, que minimicen tiempo, o reducir labores. Por ejemplo, lavar el baño una vez a la semana, no todos los días.

3. Delegar y priorizar: estas dos ideas cambian la vida de una mujer. Parece que en la infancia nos pusieran el chip de que nosotras podemos hacer todo y, si lo delegamos, no queda bien hecho. Además, darle prioridad a los temas, como ya referenciamos en el punto anterior. Tener una red de apoyo con la familia, pagar un mensajero, pedir ayuda a otras mamás trabajadoras o en entidades que facilitan esta labor, para realizar actividades en las que importa el resultado, no el proceso, como pagar recibos, comprar los útiles para las tareas de los niños o hacer mercado.  

4. Y delegar implica que la pareja no ‘ayuda’, sino que ‘hace parte de’. Hay que dejarlos bañar al bebé; no lo va a ahogar…es su papá. Si deciden que él lava la loza, dejarlo que lo haga a su manera. En estos casos importa el resultado, más que el proceso. “Las mujeres se mortifican por detalles como que puso la espuma al lado derecho y no al izquierdo, que mandó la niña al colegio con una camisa que no combina con los zapatos. Eso no importa, lo fundamental es que se fue feliz al colegio”. A ellos hay que involucrarlos en todo.5. Si la mujer no está bien física, emocional y espiritualmente, no va a estar bien con su familia. Por eso, debe conservar espacios propios, cultivar sus aficiones, salir con sus amigas.

6. Dos tipos de mujeres llegan a Mami Trabaja: las que pasaron años dedicadas a sus hijos y cuando ellos crecen no encuentran el rumbo, y las mamás dicen “te entregué los mejores años de mi vida". O las que se llenan de culpa por creer que el tiempo laboral les quita espacio para su familia. “Lo importante es saber qué queremos, para dónde vamos, trabajar por ello y ser feliz con eso. Si es así, ¿por qué sentir culpa?”, dice Jaquelín.

7. Crear objetivos específicos: a veces nos ponemos metas grandes, como ir dos horas diarias al gimnasio. Mejor, empezar por metas pequeñas como hacer 15 abdominales en casa e ir evolucionando a medida de los logros alcanzados.

 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.