COMENTARIOS

De la cuna a la cama

De la cuna a la cama Cuna del bebé, foto: Thinkstock

Tips para saber si tu hijo ya está listo para dejar la cuna. Además, consejos para elegir el mobiliario correcto que garantice su seguridad y tu tranquilidad.

Por RevistaFucsia.com

De cómo esté ubicada la cuna o la cama de tu bebé no sólo depende la armonía del espacio, también el desarrollo emocional y físico del niño. Así lo aseguran teorías como las del feng shui que, entre otras recomendaciones, sugiere que la cuna debe ser elaborada en madera pues este material promueve la creatividad, la actividad y la concentración de los pequeños.

En cuanto a la disposición del mueble dentro de la habitación, Mónica Koppel, autora del libro Feng shui para niños, aconseja ubicar la cuna de manera tal que los pies del bebé no queden alienados con la puerta. No obstante, el niño debe poder ver quién entra a la habitación pues esto le da seguridad y sensación de protección. Esta recomendación tiene que ver con que la posición frente a la puerta puede irritarlo. Las repisas, por su parte, no deben colocarse sobre la cabeza del pequeño para evitar que se sienta encerrado y por lo tanto genere bloqueos emocionales.

Otro aspecto que el feng shui considera importante es la ubicación de la habitación, pues lo ideal es que ésta no comparta pared con el baño o el cuarto de depósito pues la salud del bebé podría verse afectada.

Momento de dejar la cuna
Como cada niño desarrolla su habilidades de manera particular, no existe una regla general que permita establecer la edad para dejar la cuna. Sin embargo, sí hay algunas señales que ayudan a determinar que el pequeño está listo para dar este paso:

1. El niño se levanta solo y es capaz de sostenerse.
2. Si lo intenta, el pequeño puede saltar por encima de los barrotes.
3. Es evidente la incomodidad que siente el niño cuando se encuentra en un espacio tan reducido.
4. Las extremidades del niño no caben entre los barrotes.
5. El niño está entre los 2 y los 3 años de edad.

Para que el cambio no resulte traumático, la recomendación es hacer el proceso de forma progresiva. Una opción es permitir que el pequeño duerma las siestas en la cama o que juegue en el espacio en donde esté ubicada para que se familiarice.
Jamás el cambio debe coincidir con la llegada de un hermano.

Evitando accidentes
Estas son algunas medidas de seguridad que se deben tomar para evitar incidentes que pongan en riesgo al bebé o al niño pequeño.

• Cuna
-
No debe estar cerca de una ventana.
- Debe permitir la movilidad de las piernas y brazos del niño.
- El colchón debe ser firme y encajar perfectamente.
- Los laterales de la cuna deben ser de barrotes de 70 a 80cm de altura. La medida entre ellos debe ser tal que no permita que el niño saque la cabeza, pero aún así deje suficiente visibilidad.

• Cama
-
Debe tener una barandilla de seguridad durante los primeros meses de uso para evitar que el niño caiga al suelo.
- La altura no debe ser excesiva para que el niño se suba y se baje con comodidad.
- El área que rodea la cama debe estar libre de objetos que puedan obstaculizar el paso del niño en caso tal de que se levante en la oscuridad.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.