COMENTARIOS

¿De verdad conocemos el clítoris?

Fucsia.co

¿De verdad conocemos el clítoris?

En un mundo obsesionado con sexualizar el cuerpo femenino, aún hay mucho que no sabemos sobre la sexualidad de la mujer. Por eso se creó 'Cliteracy', un proyecto para "alfabetizarnos" sobre esa parte del cuerpo.


En un mundo obsesionado con sexualizar el cuerpo femenino, aún hay mucho que no sabemos sobre la sexualidad de la mujer. Una paradoja que la artista estadounidense Sophia Wallace quiso resolver creando Cliteracy (juego de palabras entre "clítoris" y "alfabetismo"), un proyecto multimedia que busca "alfabetizarnos" sobre esta parte de nuestro cuerpo.

"Me molesta que es muy poco lo que vemos u oímos sobre el clítoris", dijo Sophia a Mic.com sobre la motivación para este proyecto artístico creado en 2012, pero recientemente rescatado por el Huffington Post.

Para Sophia, el mundo está en deuda con el clítoris. Esta parte del cuerpo fue ignorada y menospreciada durante gran parte de la historia. A principios del siglo XX, Freud declaró que los orgasmos obtenidos por la estimulación del clítoris eran propios de una etapa "inmadura" en el desarrollo.

Hoy sabemos que solo alrededor del 20 por ciento de las mujeres puede experimentar un orgasmo exclusivamente a través de la penetración.

Mira también: ‘El orgasmo vaginal no existe‘.
El clítoris ni siquiera estaba representado en Gray’s Anatomy, uno de los textos más importantes del mundo sobre la anatomía humana (sí, este libro inspiró el nombre de la serie Grey’s Anatomy).

Solo hasta 1998, hace menos de 20 años, se descubrió la anatomía completa del clítoris, gracias a los estudios de la uróloga australiana Helen O‘Connell. Primero logramos llegar a la luna (1969) e inventar el correo electrónico (1971), que conocer en su totalidad la anatomía femenina.

Gracias a los estudios de O‘Connell, descubrimos que la mayor parte del clítoris es interna. Es decir, el ‘botón‘ ubicado en el área vaginal es solo la punta del iceberg.

Creíamos que el clítoris era solo esto:


Cuando en realidad es así:


Mira también: ‘La estimulación del clítoris‘.

Aún es mucho lo que no sabemos del clítoris. En este video realizado por el Huffington Post, se les pidió a hombres y mujeres que identificaran el pene y el clítoris. Todos lograron identificar el órgano reproductor masculino. En cuanto al clítoris, nadie logró adivinar de qué parte del cuerpo se trataba.


The Clit Quiz from The Huffington Post on Vimeo.

El placer femenino no ha tenido la importancia que merece  y la sexualidad se ha reducido a la penetración. Este fenómeno es llamado “el discurso del coito”, por el escritor y terapeuta Ian Kerner.

“’El discurso de coito’ promueve la hegemonía del pene por encima del clítoris y relega la el orgasmo femenino”, afirmó Kerner al Huffington Post.

Este discurso hace que muchas mujeres piensen que hay algo mal con ellas cuando no logran llegar al orgasmo. “Durante muchos años, la principal pregunta que escuché de las mujeres fue “¿Qué estoy haciendo mal?”. Tuve que decirles muchas veces que no había nada malo con ellas”, agrega este experto.


The A-B-C’s of the C-L-I-T from The Huffington Post on Vimeo.


5 cosas que tal vez no sabías sobre el clítoris:

1. El clítoris es el único órgano que existe exclusivamente para el placer.

2. El clítoris tienen alrededor de 8000 terminaciones nerviosas, casi el doble que las del pene.

3. Las hienas tienen el clítoris más grande del reino animal y través de él orinan, nacen sus crías, y, por supuesto, tienen orgasmos.

4. La capacidad de una mujer para tener orgasmos no tiene que ver con el tamaño, forma o color de su clítoris.

5. Mientras que es frecuente que los hombres experimenten disfunción eréctil después de cierta edad, la respuesta del clítoris no cambia al pasar de los años.

Mira también: ‘El clítoris: el botón que lo enciende todo‘.  

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.