COMENTARIOS

Cómo salir de la 'friend zone' en cinco sencillos pasos

Fucsia.co

Cómo salir de la 'friend zone' en cinco sencillos pasos Foto: Ingimage

Recientemente, te dijimos las seis señales que indican cuando estás inmersa en la 'zona de amigos' de la persona que quieres. Hoy te damos unas pautas para que salgas de esa situación de amor no correspondido.

La friend zone o 'zona de amigos' en español, hace referencia a es esa situación en la que una persona se enamora de otra para quien la primera nunca dejará de ser un amigo o amiga. Es decir, el típico ejemplo de amor imposible.

Recientemente, Fucsia.co desvelaba las seis señales más comunes que indican que estamos inmersos en la friend zone de alguien por el que sentimos una emocionalidad que más allá de la amistad.

Pero siempre hay que presentar la contraparte. La vida no es tan oscura y queremos presentarte las formas que puedes emplear para salir de esa zona. No tanto con el objetivo de enamorar a la otra persona, sino para evitar el dolor que genera no ser correspondido. Tú decides con qué fin empleas cada uno de estos consejos.


1. Deja de mostrarte sumisa.

Algo que caracteriza a las personas enamoradas, también a las que no son correspondidas, es que les cuesta mucho no perder la esperanza. Lo más común en estos casos cuando uno forma parte de la friend zone de alguien sin quererlo es adoptar una actitud sumisa y complaciente con el fin de agradar a la otra persona.

Se tiende a pensar que la otra persona cambiará de parecer, y la realidad es que lo que se consigue es alimentar sus motivos para no sentir otro sentimiento que no sea amistad. Es un ciclo vicioso.   

2. Aléjate.

Deja de compartir tanto tiempo con él y poner tu vida en función suyo. Busca tus propios espacios, grupo de amigos y deja que te eche de menos. Aléjate de esa situación dolorosa que trae aparejada una relación que no es correspondida.

Quizá lo que descubras es que no estás tan enamorada de esa persona y puedas empezar a construir una verdadera relación de amistad con ella.  

3. Benefíciate de la situación pero cambiando el paradigma.

Saca partido a esa situación pero con un pequeño giro: ¿por qué no tratar de ser amigos con beneficios? Sexualizar esta relación tan inconveniente a veces trae consigo muchos beneficios, como el de generar que tu amor por él deje de ser tan intenso y le acabes viendo como un gran amigo con el que, de vez en cuando, tienes sexo sin compromiso.  'Amigos con derechos: lo malo, lo bueno y lo feo'

4. Se sincera.

Exprésate y confiesa tus sentimientos.  Deja de ser un actor pasivo en esta historia y toma el control. Después de la confesión lo más probables es que, o bien te diga que no siente lo mismo y a ti no te quede otra que alejarte y superar el hecho de que no eres correspondida, o bien que se plantee que quizá si puede cambiar sus sentimientos. '¿Pueden hombres y mujeres ser solo amigos?'

En cualquier caso, las dos opciones son mejores que estar a expensas de una tercera persona.

5. Sal con otras personas.

El objetivo de esta premisa es, primero, tratar de rebajar un poco la emocionalidad y los sentimientos que sientes hacia tu amigo por el que sientes emociones y darte la oportunidad de conocer a alguien que si te corresponde. Segundo, porque quizá este hecho genere una reacción por parte de él y acabe dándose cuenta que él también siente algo por ti. ¿Quién sabe? De un lado u otro, la beneficiada siempre serás tú.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.