COMENTARIOS

Las desventajas de un 'verano' muy largo

Fucsia.co

Las desventajas de un 'verano' muy largo Foto: Ingimage

Hay que afrontar que en la vida hay períodos de sequía largos. Y no hablamos del cambio climático, sino de esos espacios en los que ningún tipo de acción sexual ronda por las esquinas. Entérate de las consecuencias de los períodos sin placer.

El placer constituye una de las más longevas actividades físicas en las que se revitaliza el cuerpo, la mente y el espíritu. Sus beneficios son largamente conocidos y comprobados en la teoría y en la práctica. Incluso los estudiosos se han dedicado a medir, probar y descifrar el por qué nuestro cuerpo parece ser otro después de una buena sesión en la cama.

Pero cuando no hay como, no hay ganas y peor no hay con quien, la situación puede revertirse y ese cuerpo que brillaba, literalmente empieza a apagarse. La falta de sexo se nota, y lo hace en ámbitos superficiales como la expresión continúa del rostro hasta en otros aspectos más delicados de la salud como el funcionamiento del corazón o la correcta irrigación de la sangre.

Te mostramos un recuento de esas desventajas de un verano muy largo, y te animamos, como dice Gloria Trevi, a soltarte el cabello, vestirte de reina, ponerte tacones y…


Foto: Ingimage

1. Mal humor: Un estudio del sexólogo Norbert Livinoff indica que la falta de sexo puede afectar de manera particular el humor de hombres y mujeres. Una sobrecarga de energía que no encuentra la manera de salir puede ser la causante de que algunos días estemos de 'malas pulgas'. Algunos incluso han asociado la histeria de las mujeres a la falta de sexo. Pero no se equivoquen, a los señores también les pasa, y les puede afectar la concentración y hasta la calidad de vida.

2. Baja autoestima: La actividad sexual no sólo es beneficioso para el cuerpo sino que aumenta nuestros niveles de felicidad. Estar con alguien revitaliza la opinión que tenemos de nosotros mismos. Podemos sentirnos más sexis, más hermosas, más guapos porque hemos conseguido la atención de alguien. No es que nuestra estima se base en el otro, pero sin duda eso lo ayuda.

3. Depresión: Un trastorno que implica parte del ítem anterior. La depresión puede llegar si han pasado varios meses y el verano se vuelve sequía. Una percepción equivocada de "no conseguir a nadie" puede llevarlo a una tristeza profunda. Y no se trata de irse a la cama con el primero que pase, sino de manejar los niveles de ansiedad y de paso ir buscando con quién poder tener un momento de place. Ya sabe que el que muestra el hambre…

4. El dolor del post: A ver cómo explicamos esto. Después de una larga temporada sin tener sexo, consigues una pareja seria o casual, poco importa. Y claro, desde allí todo se desboca. No hay punto de la casa donde no se gocen de las mieles del amor, pero después está padeciendo el “dolor del post”. En las mujeres se manifiesta más a través de alergias, virus vaginales como la vaginitis o cistitis. Entonces sufre las consecuencias de un largo verano. Mejor poquito, pero seguido, ¿no?


Foto: Ingimage


5. Libido baja: Hay casos más terribles donde la falta de sexo llegó al extremo de olvidar por completo el juego previo o peor la libido parece no responder. Es decir, necesitas más estimulaciones de las de siempre para entrar en calor. No es grave, pero como todo ejercicio, requiere un poco de práctica para volver a tomar las riendas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.