COMENTARIOS

Después del sexo: 7 frases mata-pasiones

RevistaFucsia.com

Después del sexo: 7  frases mata-pasiones Foto: Thinkstock

Nos dicen que no solo hablamos, sino que nos quejamos, criticamos, lloriqueamos y exigimos durante y después del sexo. Pero si se trata de tener una boca grande, ellos también sueltan algunas joyas que aniquilan cualquier momento romántico o erótico.

Lo mejor que sabemos hacer luego de una sesión de pasión es hablar. Si es que es una de las cosas que más nos gusta hacer en la vida, dicen los hombres. ¿Y qué hay de ellos cuando no saben cerrar la boca? Sobre todo cuando al terminar un encuentro sexual revuelcan en asuntos que deberían quedarse en el olvido. Lo que jamás deberían decir....pero lo dicen.

1.    “¿Sabes a quién me recuerdas...?”: No y no estamos interesadas en el tema. Si se trata de enumerar lo más molesto, compararnos con una ex novia o antigua amante, no hará sino que recreemos en nuestra mente cuánto le recordamos a otra. ¿No estará conforme con lo que le damos, la que estamos en carne y hueso y no en su memoria? Si hay un mal momento para hacer añoranzas sexuales, es precisamente justo después del acto.

2.    “¿Otro rapidito?”: ¿Es que acaso nunca se cansan? Muchos no han entendido que nosotras preferimos un encuentro post-sexual lleno de caricias, charlas, palabras bonitas y con hombres consentidores, no con aquellos que apenas recuperan la fuerza “allá abajo”, quieran ir al ruedo sin ni siquiera dejarnos tomar un respiro.

3.    “Déjame dormir”:
Nadie niega que el ajetreo del sexo hace de las suyas y el cansancio quiere ganarnos la partida de un romántico momento en el que lo mejor es acurrucarse con la pareja. Pero cuando dan la espalda como si estuvieran solos en la habitación y de hecho,  parece tienen la impresión que sobraras, no logran otra cosa que hacernos sentir relegadas y poco importantes. O por lo menos así lo expresan muchas mujeres: ese es el instante de la intimidad sentimental, y que ellos se pongan a roncar, no es algo muy romántico.

4.    “Es mejor que terminemos”: Si acostarse con nosotras y para luego dejarnos es cerrar con broche de oro, no saben la mujer rencorosa que viene en camino a devorarlos…y no precisamente en la cama. Es irrespetuoso, indelicado, aprovechado y hasta cobarde, más aún si nosotras nos hemos entregado de corazón en el acto mientras ellos estaban pensando cómo destrozarlo después. “Indio comido, indio ido”, el peor de los cierres de una relación.

5.    “Este sitio es carísimo. Mejor hagámoslo rápido”: ¿Y si mejor consiguen un apartamento para que lo hagamos en paz en vez de estar pensando en la billetera? Es claro que lo que quieren es un “rapidito”, no un tiempo para compartir, para experimentar y para estar cerca de nosotras en todos los aspectos. Muchas también disfrutamos del “sexo express” y no siempre buscamos el “cuchicheo” por horas, pero ir a contrarreloj por temas monetarios, es poco delicado y desfavorable para  disfrutar como debe ser del instante.  

6.    “¿Tus senos son naturales?”: Luego de darles un exhaustivo trabajo de campo, la pregunta sobra. No todas las que se operan el busto se sienten cómodas promulgándolo a los cuatro vientos, menos durante el acto sexual. Unos lo preguntan con tacto, otros juzgando, y es ahí donde nace nuestra molestia. La inconformidad o desaprobación con el tema  no debe revelarse justo después de que se acuestan contigo.

7.    “¿Me quieres? ¿Puedo llamarte?”.
No solo los hombres van tras el sexo casual, aquel sin compromisos y sin ataduras sentimentales. Las mujeres disfrutamos de pasarla bien en la cama….y hasta ahí. Si un hombre da serias muestras de estar pensando con el corazón, pon la señal de PARE antes de que se descarrile y se obsesione contigo. Si le gustó tu desempeño en la cama, el reto de sacarlo de tu vida será mayor.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.