COMENTARIOS

Kung fu para "súpervaginas"

Fucsia.co

Kung fu para "súpervaginas" Foto: Desmotivaciones.es

Con la promesa de fortalecer el piso pélvico, mejorar la calidad de las relaciones sexuales y controlar los orgasmos propios y de la pareja, esta técnica toma fuerza entre las mujeres que desean explotar al máximo su energía sexual.

Otras técnicas como las bolas chinas están perdiendo popularidad entre el público femenino, con la aparición del kung fu vaginal, una tendencia que consiste en el levantamiento de pesas con la vagina, combinado con métodos de respiración, tal y como si se tratara de cualquier otro músculo del cuerpo.

Una de sus precursoras es Kim Anami, una norteamericana que se autodenomina “entrenadora de vaginas” y que asegura que los órganos sexuales son la principal fuente de energía del ser humano, y que al explotarlos hasta el punto máximo se puede revertir el proceso de envejecimiento.

Ella asegura- en su página web- que así como se usa el levantamiento de distintos pesos para fortalecer los músculos de los brazos, también se debe hacer con los de la vagina. Su técnica consiste en enseñar a sus adeptas, además de la anatomía de esta zona, los músculos implicados en cada movimiento y el control de la respiración, con el fin de liberar la energía represada en el cuerpo.

"Una vez que lo haces tendrás más (y mejores) orgasmos y podrás  hacer que el hombre eyacule (o no) solo con el poder de tu vagina", concluye.


Beneficios

La experta señala una serie de beneficios para las mujeres que practican estos ejercicios. Estos son:

Juventud, de vuelta: “Te vuelves más jugosa y radiante; literalmente, las líneas de expresión se borrarán de tu cara”, cuenta.  Anami, influenciada por el sistema chino taoísta de la medicina, también asegura que la energía sexual correctamente distribuida tiene propiedades regenerativas y antigravedad, cuando actúa desde todos los meridianos energéticos.

Fortalecimiento del suelo pélvico: tener un suelo pélvico débil, según dice, hace que la energía sexual se fugue del cuerpo. Cuando se practican ejercicios con peso, este toma fuerza y los músculos de la zona adquieren mayor resistencia.

Mayor satisfacción en las relaciones sexuales: mediante estas prácticas, cuenta Anami, es posible controlar el nivel de excitación y los orgasmos propios e incluso de la pareja, mejorando, de esta forma, la calidad en los encuentros sexuales.

Incremento de la libido: gracias a la circulación de la energía sexual, el deseo sexual aumenta significativamente.

"Estoy siendo perseguida actualmente por más hombres, tanto que ya no tengo tiempo para responder. He tenido hombres que me buscan en  mis sitios web solo para invitarme a salir y me llevan a citas  increíbles. Pero, lo más importante es la persona que soy ahora”, asegura una de las mujeres adeptas, en el sitio web de  Kim Anami.

Y es que la coach no solo orienta su práctica hacia el campo físico, sino que se basa en las teorías del tantra, el taoísmo y la filosofía tradicional para conectar cuerpo y mente, y así lograr que sus seguidoras mejoren su vida sexual.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.