COMENTARIOS

En busca de un amante Thinkstock

Lo que necesitas saber para sobrevivir a las relaciones casuales y convertirte en toda una experta.

Escoge uno que te atraiga, pero no si estás secretamente enamorada de él. Como nunca se sabe lo que podría surgir en una cita romántica, debes sentirte capaz de controlar tus emociones.

Procura que él entienda los parámetros. Los hombres no están ‘inmunizados’ y se pueden ‘enredar’, aunque no se lo propongan. Establece la opción de que ambos puedan terminar la relación amistosamente, sin rencores de ninguna especie.

Es vital que confíes en él.
Como no hay verdadera intimidad emocional entre ambos, él debe poseer integridad, para que no le revele a todo el mundo su relación contigo.

No te compliques. Un compañero de cama que se esté acostando al mismo tiempo con otra, puede complicar las cosas, y además, es antihigiénico. Recuerda que parte de lo bueno de tu relación es que la entrega es rápida y discreta; y no debe existir la preocupación de que él tenga otras ‘obligaciones’.

Concéntrate en la recompensa. No estás buscando un marido para toda la vida, así que no importa si él gana poco, o no tiene modales en la mesa. Lo principal es que sea bueno en la cama, y que el tiempo que estés con él, la pases bien.

No te conviertas en la bicicleta del pueblo. Cuidado con dejarte ‘montar’ por un hombre que haya estado con otras amigas tuyas. Además, lo que menos querrás es contraer una enfermedad con un individuo que ni siquiera te interesa.

Que tus expectativas sean razonables. Las relaciones de cama duran poco, ya sea porque uno de los dos se sienta incómodo, o porque halle a otra persona con quien quiera seriedad. La relación no te decepcionará si la aceptas tal cual es.
                                                               

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.