COMENTARIOS

Los 7 errores de los hombres que los hacen fracasar en el amor

Fucsia.co

Los 7 errores de los hombres que los hacen fracasar en el amor Foto: Pinterest

No es bueno generalizar, pero existe un buen número de hombres a los que las novias no les duran demasiado. Esto se debe a que son reiterativos en cometer errores, que las mujeres no pueden tolerar.

Bill Gordon es un reconocido sicólogo, profesor de la Escuela David Geffen de Medicina de la Universidad de California. El experto ha dedicado parte de su extensa carrera profesional a ahondar en los pormenores de las relaciones amorosas. Uno de los temas en los que más ha centrado sus estudios es indagar el por qué a algunos hombres les resulta tan complicado mantener una pareja.

Así, el sicólogo ha identificado en un artículo publicado en Pshycology Today siete errores comunes que estos suelen cometer con una pareja o potencial pareja y que les garantizan una nula durabilidad de la relación. Estos son:

1. Actitud del desesperado. Según el sicólogo, todos, sin distinción alguna, llevamos  en los genes la sabiduría de nuestros antepasados. Así, en la antigüedad, cuando hombre y mujeres ostentaban el papel de cazadores y cuidadores, respectivamente, ellas se sentían atraídas por los machos alfa por razones de supervivencia. Ellos eran los que conseguían las mejores piezas de comida y encontraban el mejor refugio; nunca se mostraban desesperados porque no tenían razones para ello. En cambio, estar desesperado era un signo de la debilidad masculina, de aquellos especímenes que menos tenían que ofrecer. En la actualidad ocurre lo mismo, la desesperación no es buena consejera.

2. Ser evasivo a la hora de definir la relación. Esta afirmación también tiene su origen evolucionista, como indica Gordon. Y es que, las mujeres segregan más oxitocina que sus homólogos masculinos,  hormona responsable de la creación de un vínculo amoroso, mientras que los hombres hacen lo propio con  la vasopresina, que les predispone a tener en cuenta más de una opción amorosa. Así la oxitocina empuja a las mujeres a asegurarse una pareja, la vasopresina hace que los hombres busquen más opciones. De ahí el que ellas tengan la tendencia a definir cuanto antes la relación, en caso de que el  hombre se rehuse a ello, ellas entienden por cuestiones biológicas que él tiene otra.  Lee el artículo La vida sin hombres

3. No sobrellevar la dependencia. Las relaciones amorosas llevan implícitas cierto grado de compromiso, más a medida que pasa el tiempo. A esto hay que sumarle una pérdida de intimidad y de independencia que, en cierto grado, es completamente normal y entendible. No se trata de que los miembros de la pareja estén pegados las 24 horas del día, pero tampoco querer mantener una libertad al mismo nivel que el que se tenía cuando se estaba soltero. Para superar esta barrera propia de muchos hombres, resulta aconsejable establecer límites y cierta flexibilidad para que cada uno pueda también hacer su vida sin que eso comprometa la relación.

4. Olvidar piropear a tu pareja. Con demasiada asiduidad los hombres se olvidan de acentuar los puntos positivos de su pareja y exponérselos a ella. Los mismos aspectos que un día les provocaron querer conocerla y pasar más tiempo a su lado. Gordon explica que, debido a que vivimos en una sociedad donde el físico es muy relevante,  que un hombre le recuerde a su novia lo guapa que es “ayuda a compensar el estereotipo de belleza que asegura que todas las mujeres deben ser jóvenes y tener un determinado cuerpo”. La otra cara de la moneda es el hombre se dedica constantemente a criticar la apariencia física de cada mujer con la que quiere ligar, lo cual no es una actitud muy aconsejable si se quiere tener algún tipo de relación amorosa con alguien.

5. Coquetear con otras mujeres. Parece una regla básica, pero muchos hombres se la saltan, y he aquí un grave error que no sólo enfadará a tu cita o pareja, si no que, probablemente, provocará desestabilización en la relación. Es una de las faltas de respeto más injustificables que existen en el complicado mundo de las parejas. Así que no, si tienes novia o esposa, o simplemente estás en una cita íntima con una mujer, no se habla de forma coqueta con las demás. Lee el artículo Las 10 razones de la infidelidad masculina

6. No entender qué es una novia. Y, por lo tanto, las implicaciones de estar inmerso en una relación entre iguales. “Una novia no es un rehén, ni una secretaria, ni una madre, ni una empleada del servicio, ni un niño, ni una señorita de compañía. No  puedes tratarla como ninguna de ellas, y si lo haces, no la tendrás a tu lado por mucho tiempo”, indica Gordon.

7. No conversar con ella, ni abrazarla suficiente.
La oxitocina es la hormona a la que le corresponde la labor de reforzar los vínculos amorosos. Según las aportaciones del sicólogo, las mujeres segregan mayor cantidad de esta sustancia que los hombres, de ahí que busquen un mayor y continuo contacto físico e interacción con su pareja. Es impensable considerar mantener una novia a lo largo del tiempo sin ser cariñoso con ella y tener gestos como preguntarle e interesarse por su vida. Sin este contacto continuo, la oxicitina no se libera y ella buscará a otro para poder compensar esa falta de presencia hormonal.  Lee el artículo 5 consejos para discutir con tu pareja

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.