COMENTARIOS

El placer de no poder cantar

Fucsia.co

El placer de no poder cantar Foto: Pinterest

¿Qué ocurre cuando la mente deja de ser efectiva ante los deseos carnales y los impulsos del cuerpo? El grupo holandés Adam indaga con un vídeo que ya es viral en la red esta dualidad entre cabeza y organismo de una forma inusual. No te lo pierdas.

La exploración del autocontrol es un área de la inteligencia emocional que el ser humano ha estudiado en todas sus vertientes, con el fin de desentramar qué hay detrás de este predominio del cuerpo frente a la mente.

Las últimas en unirse al elenco de artistas en tratar de desvelar el misterio que hay detrás de esta supremacía de lo carnal (o por lo menos dejar constancia de ella) han sido las integrantes del grupo femenino de origen holandés Adam.

Su pseudovideoclip ya es un éxito en la red, con cerca de 10 millones de visitas en menos de un mes desde que fue difundido a través de la plataforma Youtube. En este, se puede ver a tres de las cuatro componentes de esta agrupación de música electrónica interpretar –o intentar- uno de sus temas de cabecera, Go to go, mientras son estimuladas con un vibrador. Este dispositivo, por supuesto, queda fuera de la imagen en todo momento (la cámara solo capta a las tres cantantes de cintura para arriba mientras entonan la canción).

Pero el experimento no se ha quedado en este singular producto audiovisual. A raíz de la gran acogida del video, Adam ha puesto en marcha una iniciativa a través de la página que les catapultó, Youtube, en la que piden a sus seguidores -o a cualquier intrépido que se preste- que mande sus videos caseros interpretando el citado tema musical mientras se estimulan. Con todos los archivos recibidos, prometen hacer un nuevo videoclip.


Otro artista que ha centrado sus esfuerzos estéticos en la temática de la dicotomía entre cuerpo y mente y que también ha conseguido hacer de su trabajo una cuestión viral gracias al impulso de Internet es el fotógrafo estadounidense Clayton Cubitt, a través de un vídeo experimental que aúna la sexualidad femenina con la literatura.

Bajo el nombre de Literatura histérica se presenta esta pieza artística en la que aparecen ocho modelos  sentadas en una mesa blanca; tras ellas un fondo completamente negro.

El video da comienzo con una breve presentación de cada una de ellas y de la obra que están a punto de comenzar a leer, pertenecientes todas ellas al género literario erótico o sensual, como Leaves of Grass, de Walt Whitman; Necrophilia Variations, de Supervert o Still Life with Woodpecker, de Tom Robbins.

A medida que la lectura avanza (y la pieza audiovisual), las mujeres comienzan a retorcerse en sus asientos, a sonreír levemente y emitir leves gemidos de placer.  Lo que queda fuera del encuadre de la cámara durante los más de seis minutos de duración del video es el ayudante del director que, estratégicamente colocado debajo de la mesa, estimula las zonas genitales de las modelos con un vibrador de diferentes velocidades. Así, el fotógrafo plasma de forma explícita el límite que encuentra la mente y la concentración mental cuando es el cuerpo quien gobierna, a pesar incluso de las directrices que esta le señala, en este caso, seguir leyendo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.