COMENTARIOS

Kamasutra para curiosos

Kamasutra para curiosos Kamasutra para curiosos, foto: Thinkstock

Más que un índice de posturas sexuales, el Kamasutra es un tratado ético que expone el ideal de relaciones interpersonales, sexuales y afectivas entre hombres y mujeres.

Por RevistaFucsia.com
 
Conocido en occidente como el “libro del sexo”, el Kamasutra es un antiguo texto hindú acerca del comportamiento sexual de las personas. Fue escrito por Vatsiaiana, un religioso y escritor de la India que vivió entre los siglos IV y VI después de Cristo. Se estima que el libro fue escrito entre el año 240 y el 550 después de Cristo, durante el Imperio Gupta, uno de los periodos políticos y militares más representativos de la historia de la India.

Algunos expertos afirman que Vatsiaiana vivió su infancia en un prostíbulo, donde trabajaba una de sus tías. De allí se presume que haya obtenido el primer acercamiento a la sexualidad y a la seducción que le permitiría después escribir el Kamasutra.

De qué trata
Si bien es entendido en la India como el libro del amor, el Kamasutra tiene 36 capítulos en los que se examina y se explica en detalle el rol del hombre y la mujer, según la tradición social hindú de la época. El libro se basa en el sistema de castas que aún persiste en la cultura hindú, es un mecanismo de estratificación social que pone énfasis en factores heredados o de nacimiento del individuo y divide a la sociedad en cuatro castas en el siguiente orden:
• Brahmanes: sacerdotes, maestros, académicos
• Chatrías: clase política-militar
• Vaisías: comerciantes, artesanos y agroganaderos
• Shudrás: siervos y obreros

Según el sistema social, el libro establece cuál es el lugar del sexo en la vida del hombre y ofrece una clasificación de las mujeres; entre otras cosas, el Kamasutra expone: un tratado acerca de los besos y lo que revelan éstos de las mujeres; el comportamiento de una mujer según sea esposa, viuda, soltera, joven o mayor; las artes de la seducción en relación con las esposas de los demás; el papel de los gemidos y los golpes en una relación sexual; diferentes maneras de acostarse; la actitud de las mujeres vírgenes frente a la primera relación sexual y frente a los cortejos masculinos; etc.

Qué tan entendible es el Kamasutra en otras culturas
Por tratarse de un libro tan antiguo y perteneciente a una cultura tan distinta a la nuestra, los principios expuestos en el Kamasutra pueden resultar ofensivos para muchas personas, sobre todo porque plantea a la mujer como un ser sumiso, objeto de toda clase de juicios y prácticas poco apreciadas en la cultura occidental, como las expresiones de machismo y violencia. Por tal motivo requiere un entendimiento más profundo que el que ofrece una lectura desinformada.

Por supuesto el Kamasutra ha sido muy exitoso en occidente porque su difusión se ha concentrado únicamente en las posiciones sexuales, con ilustraciones que aclaran la manera adecuada para practicarlas; 8 maneras básicas de hacer el amor y 8 posiciones principales que pueden ser practicadas por las personas.

Al final del Kamasutra, Vatsiaiana escribió sobre sí mismo y sobre los propósitos del Kamasutra lo siguiente: “este tratado fue compuesto de acuerdo con los preceptos de las Sagradas Escrituras, por Vatsyayana, mientras llevaba vida de estudiante religioso célibe en Benarés y completamente dedicado a la contemplación de la deidad. Este texto no se debe usar meramente como instrumento para satisfacer los deseos. [Sólo] Una persona conocedora de los verdaderos principios de este conocimiento, que preserva su dharma [virtud o mérito religioso], su artha [riqueza material] y su kama [placer sexual] y que tiene cuidado con las costumbres de las personas, seguramente obtendrá el control sobre sus sentidos y obtendrá el éxito en todo lo que quiera hacer”.

El Kamasutra ofrece un conocimiento que vale la pena experimentar, sin perder de vista los orígenes de esta práctica sexual.




También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.